La marca  toma mayor protagonismo y sirve de paraguas para Barbadillo Tinto joven, Barbadillo Semidulce y Barbadillo Rosado, que se suman al recientemente presentado Barbadillo Blanco de Albariza.

 

Bodegas Barbadillo engloba, bajo su marca, cuatro de sus vinos. Si recientemente conocíamos el lanzamiento de Barbadillo Blanco de Albariza (más información aquí), ahora llegan a la familia bodeguera un tinto, un blanco semidulce y un rosado que se unen al blanco de Albariza para completar una gama que da respuesta a las diversas ocasiones de consumo.

El nombre de la nueva gama, Barbadillo, «aporta valor y reconocimiento, con imagen renovada, mayor autenticidad y representando una vuelta al origen de la bodega, dándole el máximo protagonismo a la uva y a la tierra donde nace, acercándose a su seña de identidad, con vinos característicos de Cádiz», explican desde la bodega. Estos son los vinos:

Barbadillo Tinto. Este nuevo tinto de la cosecha 2022 tiene la calificación IGP de Vino de la Tierra de Cádiz. Elaborado a base de cuatro variedades de uva -Syrah, Tempranillo, Tintilla de Rota y Merlot- con una maduración «excelente» en los Viñedos de Gibalbín. «Su color cereza oscuro y su aroma afrutado lo convierten en perfecto acompañante de tapas, aperitivos, entrantes como jamón, queso, frutos secos, sopas frías o calientes. Su particular sabor es el complemento ideal para, soufflés de quesos, pudin de carne especiada, carnes a la brasa o al horno, estofados con verduras, arroces y legumbres, solomillos de ibéricos o ternera al horno acompañado de soufflé de patatas, o bien, simplemente patatas al vapor. También es el final perfecto de una comida como postre, acompañando a quesos fuertes, o bien frutas maceradas y hervidas en este vino, especialmente la pera. Es ideal servirlo a una temperatura recomendada de 15º», explican. Su precio es de 4,95 euros.

Barbadillo Semidulce. Su botella azul es un homenaje al mar que baña la Bahía de Cádiz. Barbadillo Semidulce es el que hasta ahora se conocía como Maestrante semidulce. «Su color amarillo pálido y su aroma fragante, joven y afrutado lo convierten en perfecto acompañante de tapas, aperitivos y entrantes como el jamón, quesos suaves y frutos secos. Su particular sabor es el complemento ideal de pescados y mariscos, ensaladas de ahumados, arroces y verduras. Servir frío a una temperatura recomendada entre 6 º y 8 ºC en copa de vino blanco». Cuesta 4,75 euros.

Barbadillo Rosado. Elaborado a base de uvas Tempranillo y Cabernet Sauvignon llega este joven Barbadillo Rosado, «siguiendo un cuidado proceso mediante el cual se han podido extraer todos los aromas y dulzor de la uva, pero sin llegar a teñir el mosto. Como si se hiciera un blanco de uvas tintas». La fermentación se dirige de forma «que permita revelar los aromas más frescos, de frutas rojas y flores. Es un vino que destaca por ser sabroso y equilibrado, con gran volumen y suavidad, y una acidez que le aporta frescor. Este rosado pálido es un vino amable, afrutado, fácil de beber, que marida casi con cualquier plato. Arroces caldosos, verduras en tempura, carnes de ave y pescados ahumados». Su precio es de 4,95 euros.

Los vinos se pueden comprar directamente a través de la web de la bodega (enlace aquí).

Más información sobre Barbadillo aquí.