El Portofino ha sido el elegido por el jurado, mientras Boccacalle ha sido el favorito del público. Durante las dos semanas de la ruta se han despachado más de 6.000 tapas.

 

Ya se conoce el veredicto de la clientela y del jurado acerca de cuáles son las mejores tapas de Tapearte 2020, así como también qué propuesta plástica de las ofrecidas por los miembros del colectivo La Máquina Creativa ha calado más entre el público.

El Bocca Calle ha sido el más votado por la clientela participante, con su Zeki Dong, mientras que la tapa ofrecida por el Bar-restaurante Portofino, la Canasta de ropavieja a la piñonera (en la imagen superior), ha sido considerada la mejor por las integrantes del jurado profesional, Pilar Rosendo y Carmen Mateos. La creación del chef Danilo Santacruz es una canasta de plátano macho relleno de ropavieja con salsa de queso y guacamole mejicano con piñones tostados. De esta tapa, el jurado ha querido resaltar, previo reconocimiento a la calidad de todos los platos presentados, «la perfecta combinación de técnicas culinarias diferentes y la fusión de materias primas, resultando una elaboración con bastante sentido y en perfecta consonancia con las obras de arte expuestas en el establecimiento».

En cuanto a Zeki Dong, según explica la organización, es una tapa con una historia personal en su creación, un pan brioche de mantequilla a la salvia con col morada cítrica, chistorra marina de merluza con mayonesa de algas, polvo de tomate y germinado de rabanitos.

La tapa de Bocca Calle. Fotos cedidas

Por su parte, “Connessione Atún” obra del artista Mario Gargon y expuesta precisamente en el Bistro Bar Boccacalle, ha resultado ser la más votada. Es una obra realizada de manera expresa para esta muestra y que  representa la unión a través del atún, de la localidad de Zahara de los Atunes con los lugares de origen de la pareja propietaria del establecimiento. También han sido muy votados los conjuntos expositivos de Jonathan Beas en Portofino, las obras de Verónica Sanz y Jesús Heredia de Mesón La Plaza y los óleos sobre madera de J. E. Izco de La Terracita y El Callejón del Vino.

Hace unos días concluía la ruta de la tapa puertorrealeña que este año, bajo la denominación Tapearte 2020, aunaba gastronomía y arte de la mano de 23 establecimientos hosteleros y 15 artistas del colectivo La Máquina Creativa, que expusieron más de 50 obras en ellos. La edición finalizó, según datos municipales, con más de 6.000 tapas vendidas en las dos semanas de duración de la iniciativa.

Esta edición de la Ruta, explica la organización, ha registrado mucha aceptación popular y una amplia participación de público, habiendo duplicado la anterior edición. Se han contabilizado para el recuento alrededor de 250 papeletas depositadas en las urnas al efecto. Al terminar el recuento, se procedió al sorteo, entre las papeletas depositadas, de la persona agraciada con un almuerzo degustación en uno de los establecimientos ganadores y un clinic (curso) de golf en Villanueva Golf & Croquet.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome