Dos empresarios gaditanos crean una cadena de tiendas que tienen como productos estrella bocadillos hechos con molletes al estilo de Vejer y empanadas de hojaldre con rellenos como atún encebollao o carne mechá a la manzanilla de Sanlúcar. El  primer local ya está abierto en la calle Batallones de Marina de San Fernando y el segundo abrirá  en Cádiz en pocos días

 

 

La idea es ofrecer un «piquislabis», como se le dice en Cádiz a algo rápido para comer pero que esté rico, con un guiño a los productos de la provincia. Para ello ponen en marcha las tiendas «Bocapp», un canto al bocadillo hecho con molletes y las empanadas de hojaldre, pero también con una llamada a la innovación, a la modernidad al asociarlo al término «app» como se conocen a la aplicaciones para móviles.

Detrás del proyecto están dos conocidos empresarios de la provincia de Cádiz. Jesús Martínez, el creador de la firma que revolucionó el mundo de las conservas de pescado en la provincia de Cádiz, La Barbateña, y Lázaro Amar Canto, impulsor de numerosos proyectos relacionados con el mundo de la hostelería y máximo responsable de la firma Frío Canto de Conil. Ellos son las «almas» de este nuevo concepto que pretende ofrecer una alternativa de calidad y con un toque «de la tierra, de Kilómetro 0» al mundo de la comida rápida.

Jesús Martínez señala que «el proyecto hemos comenzado a desarrollarlo en San Fernando donde abrimos ayer jueves en la calle Batallones de Marina número 2, muy cerca del colegio El Liceo. En Cádiz tenemos pensado abrir también una primera tienda en unos días,  en la zona de Puerta Tierra, frente al Instituto Hidrográfico y también estamos ya trabajando en otra en el casco antiguo, en la esquina de presidente Rivadavia con San José. a pocos metros de la plaza de San Antonio».

Detrás de la tienda de San Fernando está también el obrador donde elaboran los bocadillos y las empanadas. Delante un despacho en el que atienden al público. La línea es desenfadada, destinada a un público joven «que quiere disfrutar de los productos de Cádiz pero de otra manera» resalta Martínez. Todo el grafismo de los establecimientos tiene también firma gaditana, la del dibujante Rafa Caballero. Los bocadillos y las empanadas se pueden comprar en el propio establecimiento o también cuentan con reparto a domicilio. En ambos casos, tanto empanadas como bocadillos, se sirven calientes y listos para comer.

Martínez destaca que «es un proyecto muy gaditano en el que colaboran muchas firmas de la provincia de Cádiz». Los molletes con los que vamos a trabajar son de estilo vejeriego, un poco más altos que los que se hacen en la Sierra de Cádiz pero óptimos para este tipo de bocadillos. Han sido especialmente diseñados para Bocapp. En cuanto a las empanadas, tanto el «hojaldre como los rellenos están también elaborados por nosotros».  En cuanto a los rellenos contamos con productos de Gadira de Barbate para el atún, de El Alcazar de Vejer para el tema de la carne de retinto o Chacinas El Bosque para el tema de la butifarra, la carne mechada y el chorizo. Las verduras son de la cooperativa Las Virtudes de Conil y los vinos que utilizamos para los guisos son de calidad, de la bodega González Byass de Jerez o de Barón de Sanlúcar».

Las empanadas de hojaldre individuales tienen forma de media luna. Foto: Fernando Portela.

Los despachos contarán, de hecho, con un amplio expositor de los productos de las firmas colaboradoras y estos se podrán comprar en los propios despachos o también pedir a domicilio.

La oferta inicial incluye 15 molletes que tiene rellenos desde carnívoros a marineros. Así por ejemplo hay uno de carne de ternera retinta con una salsa de queso de cabra payoya u otro de hamburguesa de retinta. Llama la atención un bocadillo con trozos de carrillada ibérica en su interiore e incluso papas fritas, también dentro del bocadillo u otro del típico almuerzo campero de Vejer que ha sido realizado por la carnicería Las Tres Millas de Barbate. «Si estamos acostumbrados a comer los guisos mojando pan, porque no meter los guisos dentro del bocadillo señala Martínez». No falta tampoco la versión molletera del Serranito con lomo de cerdo ibérico, jamón serrano, huevo y pimientos verdes u otro bocadillo de filete de presa de cerdo con queso curado de cabra payoya y una salsa de trufa negra, también elaborada por Bocapp.

Esta es la carta inicial de bocadillos de Bocapp.

Hay también un apartado de molletes «marineros» encabezada por uno de atún ahumado con crema de queso de cabra payoya y mermelada de tomate un otro que lleva dentro un guiso de atún encebollao o chocos en salsa. También se ofrece alguna opción más internacional como el del pulled Pork (una especie de carne mechá deshilacahada típica de la cocina mejicana) que va dentro del mollete con salsa barbacoa y queso Cheddar. En este mismo apartado está el mollete «cubanito» con carne mechá, jamón serrano, pepinillos y mostaza. Los precios de los molletes varían entre los 5,50 euros, el más barato y 7,50 el más caro.

Todos los bocadillos «llevan un golpe final de grill para que la corteza del pan tenga un toque crujiente» señala Martínez. En cuanto a las empanadas de hojaldre, la otra gran apuesta de la casa ofrecen hasta ocho variedades en la misma línea «gaditanizada» de los bocadillos. Tienen dos tipos de empanadas, unas individuales, en forma de media luna y después elaboran por encargo empanadas de tamaño familiar con los mismos rellenos. Las tienen, por ejemplo de carne mechá a la manzanilla de Sanlúcar o de pisto de la huerta de Conil. También la hay de chicharrones especiales o de chorizo de El Bosque y queso de cabra payoya. Llama la atención una de butifarra de la Sierra de Cádiz guiadas al Tío Pepe u otra de langostinos al pil pil. Las empanadas salen entre 2.50 y 3,50 euros.

La empanada de butifarra de la Sierra de Cádiz. Foto: Fernando Portela.

La fórmula de las empanadas se ha testado ya con éxito n el establecimiento D’María que tiene Martínez y su familia en la avenida del Mar número 53 de Barbate donde venden empanadas y bocadillos para llevar y a domicilio.

Un componente fundamental en el proyecto es la innovación, el hacer llegar los productos gaditanos de otra manera. En este sentido la idea es poner en marcha proximamente una página web a través de la cual se puedan hacer los pedidos. De hecho ya la tienda de San Fernando admite pedidos a domicilio en el teléfono 613139233. Por el momento los pedidos se pueden hacer todos los días de ocho de la tarde a doce de la noche y los sábados y domingos también de una y media a tres y media. En cuanto al horario de la tienda de San Fernando este será de lunes a viernes de Viernes  de 7:30 a 15:00 y de 17:00 a 24:00. Los sábados y los domingos, horario ininterrumpido de 9:00 a 24:00. El reparto a domicilo lo hacen con repartidores propios.

La empanada familiar. Foto: Fernando Portela.

En las tiendas también contarán con bebidas para acompañar a los bocadillos y empanadas «y la idea es ir ampliando la oferta en cuenta el proyecto se vaya desarrollando» señala Jesús Martínez.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Bocapp, aquí.

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano