Una de las novedades en el establecimiento de Medina es este plato que se presenta con la yema sin cuajar para que dé untuosidad a la berenjena.

 

Es la novedad de la temporada: unas berenjenas con tomate trufado y huevo frito que sirven en La Duquesa de Medina y que está teniendo muy buena aceptación por parte de los clientes.

La clave, según explica Miriam Rodríguez, es que los huevos no están hechos del todos cuando se colocan sobre las berenjenas: de esta forma, terminan de hacerse con el calor de la berenjena y la yema, que se abre ya en la mesa, le da untuosidad al conjunto.

El plato es una sugerencia fuera de carta y cuesta 14 euros.

Más información sobre el establecimiento, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome