Se trata de una manzanilla en rama de edad media que busca «conquistar al consumidor moderno, ofreciéndose como una vía de entrada amable y comprensible al mundo de la crianza biológica sanluqueña».

 

Bodegas Barbadillo lanza su nueva marca de manzanilla denominada Nave Trinidad. El objetivo es llevar al gran público una nueva manzanilla en rama, sin necesidad «de caer en la exigencia técnica que pueden ofrecer otras propuestas en rama de la casa como Pastora, Solear en rama Saca Estacional o Arboledilla Levante – Poniente», indican.

Montse Molina, enóloga de Bodegas Barbadillo, ha utilizado diferentes vinos de crianza biológica para la creación de la nueva solera, predominando la selección de botas de la bodega de El Toro. El resultado, según apunta, es un vino «de equilibrado carácter biológico, una manzanilla elegante, rica, equilibrada, sabrosa y sugerente dentro de sus cuatro años de edad”.

Armando Guerra, responsable de Descomunales vinos comunes» la define como la «puerta de entrada a la manzanilla; una iniciación amable y divertida aun sin renunciar al carácter propio de las crianzas medias”.

El diseño de la primera etiqueta de Trinidad ha corrido a cargo del pintor sanluqueño Marco Oliva. Su propuesta busca conectar con el espíritu joven y descarado del nuevo vino. Además, Trinidad es nombre de mujer, cumpliendo con la regla histórica no escrita de que las manzanillas han de recibir nombres femeninos.

La manzanilla. Arriba, Armando Guerra muestra una botella. Fotos cedidas por la bodega.

La manzanilla. Arriba, Armando Guerra muestra una botella. Fotos cedidas por la bodega.

Una nave de bodega… y de las de navegar

Corría el año 1821 cuando Benigno Barbadillo llegaba a Sanlúcar y decidía introducirse en el floreciente negocio bodeguero, adquiriendo la bodega de El Toro. Una bodega de cuadro, como marcaban los cánones arquitectónicos de la época, formada por cuatro naves independientes entre sí, articuladas alrededor de un patio central, cada una de ellas con nombre y condiciones de crianza propias. Precisamente una de estas naves lleva por nombre Trinidad, como la capitana de la primera vuelta al mundo, este ha sido el lugar escogido para la crianza de esta nueva aventura de Bodegas Barbadillo.

La manzanilla está disponible en la tienda online de la bodega, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano