Entre las actividades que la bodega ha preparado para su 200 aniversario, destaca la creación de un cuarto de muestras con tesoros pasados y presentes con capacidad para 25.000 botellas.

 

Barbadillo celebra su bicentenario en 2021, un aniversario que conmemora con una nueva identidad corporativa y un programa de actividades. Para empezar, loa bodega sanluqueña ha recuperado una antigua sala de botas situado al fondo del patio central de la Casa de la Cilla para acoger un botellero con capacidad para 25.000 botellas, que ya alberga añadas muy especiales de Manzanilla Solear pasada en Rama y Castillo de San Diego -entre otros-, y que se completará con nuevas sacas y ediciones muy especiales de vinos de la bodega para crear un espacio de estudio de la conservación en botella de los vinos de la Tierra de Cádiz.

Se trata de un «cuarto de muestras de tesoros pasados y presentes» instalado en un edificio del siglo XVIII que es sede de la bodega en Sanlúcar de Barrameda. El nuevo espacio tendrá zona de catas y ya cuenta con 8.000 botellas de las 25.000 que es capaz de albergar. Entre ellas destacan «una buena colección de Manzanilla Solear en rama Saca Estacional iniciada en 1999, muestras de Castillo de San Diego y proyectos experimentales de blancos desde 1968, y los testigos del experimento de Manuel Barbadillo con blancos de parcela de los años 30».

A partir de ahora, se irán sumando nuevas añadas, vinos singulares y sacas para crear un espacio de estudio «en el que poder constatar que los blancos de Cádiz, la Manzanilla y el Jerez son grandes vinos, no solo en el momento del embotellado, sino también con años de cuidadosa guarda».

“La Arboledilla”, protagonista del logo del bicentenario

Armando Guerra, Víctor Vélez, Manuel Barbadillo y Esther Gutiérrez, durante la presentación del Bicentenario.

La Arboledilla es una bodega emblemática, con 100 pilares, 12 metros de altura y más de 33 metros de ancho, una catedral que alberga «historia, aromas, sabores, solera y emociones». Esta bodega, en cuya imagen se basa el diseño del logo conmemorativo del bicentenario, es también un símbolo de uno de los compromisos del presente y del futuro de Barbadillo: la sostenibilidad. Y es que es «un espléndido ejemplo de arquitectura bioclimática, disciplina que alcanza su máxima expresión con la construcción de grandes bodegas llamadas catedrales, resultado de la búsqueda de las condiciones climáticas ideales para la crianza de la manzanilla bajo velo de flor, y cuyos inicios se remontan al siglo XVIII».

Sorteo de Manzanilla Solear en rama Saca Estacional de 1999

Para celebrar la inauguración de este cuarto de muestras tan especial, la bodega sanluqueña va a sortear una de las botellas de la saca estacional de Manzanilla en Rama de Verano del año 1999, que forman parte de la colección.

Los interesados en conseguir esta muestra histórica, deberán participar a través de Facebook o Instagram, siguiendo al perfil de Bodegas Barbadillo en la red social correspondiente y mencionando a una persona con la que se tomaría la primera saca de Verano de Manzanilla en rama de 1999.

Es una de las actividades previstas por el bicentenario, aunque habrá más, como un ciclo de catas donde reputados sumilleres catarán a cuatro manos.

Más información sobre Bodegas Barbadillo aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano