El edificio, situado en la calle Cádiz de Conil, ahora cuenta con un sótano y más espacio de almacenaje, aunque la oferta gastronómica sigue inalterable.

 

El Bar Sopa ha abierto sus puertas, pero esta vez ha sido algo más que un inicio de temporada: ha sido la reinauguración de un establecimiento que ha cambiado de arriba abajo.

El Sopa ocupa un edificio en la calle Cádiz de Conil, con planta baja y primera planta. El edificio ha sido reconstruido, y ahora cuenta también con un sótano donde se ubican los servicios y espacio de almacenamiento. Explica Pepe Olmedo que la renovación era necesaria no sólo porque el inmueble ya tenía algunos problemas, sino para conseguir una mejora en su funcionalidad.

Tanto de la sustitución del edificio como de la decoración se ha encargado el arquitecto Ismael Virués.

El Sopa abrió sus puertas en el año 64 y es todo un clásico de Conil (más información aquí). Lo que no cambia tras la reforma es su oferta gastronómica, en la que destacan especialmente las huevas fritas o el atún en clave de sol. De hecho, han reabierto con la misma carta que tenían para que no queden dudas al respecto.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome