El empresario Antonio Márquez resalta que el local tendrá una terraza acristalada de más de 30 metros lineales, ofrecerá una cocina innovadora y progamará los fines de semana actuaciones musicales

 

Una de las cosas que llamarán más la atención de Sapo, cuando abra sus puertas a finales del mes de junio, según las previsiones del hostelero Antonio Márquez, será su fachada completamente acristalada de unos 30 metros y que se prolongará desde el comienzo del local, frente a la playa de Santa María del Mar, recorrerá toda la esquina y se prolongará hasta bien entrada la calle Santa Rafaela María. «La idea es que los comensales, cuando estén sentados en la terraza siempre vean el paisaje, la playa de Santa María del Mar y al fondo la Catedral de Cádiz. Cuando hemos remodelado el espacio esta ha sido una de nuestras principales preocupaciones».

El local tendrá una capacidad para unas 150 personas y funcionará como restaurante. No habrá tapas aunque si platos para compartir. El proyecto decorativo ha sido desarrollado por la firma Pez Espacio Creativo que ya ha trabajado con Márquez en el desarrollo de proyectos como Hippie en El Puerto o Pez Gallo en Cádiz.

Además de su inmensa cristalera el local llamará la atención también por su cuidada decoración que combinará una abundante decoración vegetal con azulejos de un vistoso color verde y madera. Llamará la atención también un espectacular sofá que presidirá una zona de mesas. Cuentan también con un reservado y un espacio situado en una tarima donde irán también mesas pero que se podrá transformar en un pequeño escenario para conciertos de música que tndrán lugar los fines de semana.

Recreación de uno de los comedores con un impresionante sofá presidiendo la estancia. Foto: Cedia por Grupo Márquez.

Sapo, el nombre que han elegido para el nuevo restaurante, quiere dar bien de comer pero quiere también ser un sitio que destaque por su oferta en cuento a las copas con una apuesta importante por el mundo de los cócteles. «Tendremos bebidas especialmente creadas para nosotros» señala Antonio Márquez. De esta parte del negocio se ocupará Javier Suárez que actualmente está en La Despensa, el último negocio adquirido por Márquez que cuenta ya con ocho establecimientos en la Bahía de Cádiz (la cervecería Pez Gallo, la pizzería Capriccio, El Cafetín, María La Brasa, La Carbonera, La Despensa, Hippie en El Puerto y ahora Sapo, en el antiguo local de la conocida pizzería Carusso.

El hostelero Antonio Márquez, delante de Sapo su nuevo establecimiento ahora en obras. Foto: Cosasdecome

De la parte gastronómica se ocupará el conocido cocinero Juan José Sánchez Marabot que lleva ya más de un año trabajando como director gastronómico del grupo Márquez. Ahora Sánchez Marabot está al frente de las cocinas de La Despensa, aunque también está ya diseñando la que será la oferta gastronómica de Sapo. «Tendremos cocina fusión, muy en la línea de Juanjo con producto local pero con aportaciones de muchas culturas. Queremos que sea un sitio divertido, con una cocina viva y moderna, acorde con el espacio».

Recreación de la zona de la barra. Foto: Cedida por Grupo Márquez.

Se comerá a base de platos para compartir, aunque estos también se podrán tomar en una barra en forma de u que estará en el centro del comedor.

Más informaciones sobre el grupo Márquez, aqui.

Pinchar para disfrutar de este chuletón