La ola de calor ha hecho que la uva consiga muy pronto la graduación exigida para la elaboración de los vinos amparos por la Denominación de Origen Jerez, Xérès, Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

 

La vendimia en el Marco de jerez ha dado comienzo la madrugada del miércoles 27 al jueves 28 de julio con la apertura del primero de los lagares inscritos en la Denominación de Origen jerezana, adelantándose notablemente a las fechas previstas inicialmente.
«La intensidad y la persistencia de la ola de calor ha propiciado que la uva alcance de manera muy temprana la graduación mínima» de 10,5º Baumé, exigida por el Pliego de Condiciones de la D.O, explican desde el Consejo.

Estas excepcionales circunstancias meteorológicas han dado lugar «a una gran desigualdad en términos de madurez según los pagos, e incluso dentro de la misma viña. Si por algo se caracteriza el Marco de Jerez es por la gran variabilidad de los estados fenológicos según la ubicación donde se encuentre la viña, debido a la dispersión de estas a lo largo de los nueve municipios que comprenden la zona de producción».

Se puede afirmar con carácter general, explica el Consejo, que el estado sanitario del viñedo es bueno en este momento de inicio de la vendimia. A pesar del reciente cambio en el régimen de vientos que ha pasado de Levante a Poniente, favoreciendo una mayor hidratación de la planta, las previsiones meteorológicas apuntan a unas temperaturas mínimas con pocos cambios y máximas en ascenso.

Según la información de la que se dispone en el Consejo Regulador, a principios de la próxima semana comenzarán la molturación en otros nueve lagares ubicados en cinco términos municipales de las Denominaciones de Origen Jerez, Xérès, Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz