Ezequiel Romero, también copropietario del hotel La Posada de las Cuevas, ha reformado un antigua casa para transformarla en un restaurante.

 

Arcos cuenta con un nuevo restaurante, La Chuminá, un establecimiento ubicado en una antigua casa reformada para su nuevo uso y que trata de dar una visión innovadora a la cocina tradicional.

La iniciativa es de Ezequiel Romero, uno de los propietarios del hotel arcense La Posada de las Cuevas. Explica que llevaba tiempo queriendo emprender este nuevo negocio, y al fin llegó la oportunidad. Ha reformado por completo la planta baja de una casa de 1900 de la céntrica calle Corredera. Más adelante, explica, arreglará y abrirá también la planta alta.

Entrecot a la brasa con patatas de Sanlúcar. Fotos cedidas.

La reforma ha sacado a la luz los antiguos arcos y las piedras de las paredes del inmueble. El espacio cuenta con una cueva, sala principal y el patio central (más adelante también tendrán terraza en el exterior), y aunque se han mantenido y destacado los elementos arquitectónicos antiguos, se ha contrastado mediante una decoración moderna y llamativa creada por el propio Ezequiel. En este espacio se distribuyen las mesas, en su mayoría bajas.

En La Chuminá se come a base de platos. Están basados en la cocina tradicional, aunque con algunos toques innovadores. El propietario pone como ejemplo la Ensaladilla, que incorpora wakame y gambones, o las Croquetas del puchero, que son líquidas y se rematan con sashimi de atún.

Más información sobre este establecimiento (teléfono, dirección…), aquí.

¿Buscas más sitios donde comer el Arcos? Aquí, la Guía Gastronómica.

Y aquí tienes una guía para pasar doce horas de lo más sabrosas y entretenidas en esta localidad serrana:

Arcos, abajao por lo alto

Y si quieres explorar más allá de Arcos, también tenemos una guía de los sitios donde comer bien:

Veinte sitios en los que comer muy bien en la Sierra de Cádiz

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz