La Heladería Mira, fundada en el año 46, sigue elaborando la antigua la receta familiar del helado de turrón alicantino. Las dos principales novedades de esta temporada son el helado de chocolate rosa y el de avellanas apto tanto para veganos como para diabéticos.

 

El Día de Andalucía, siguiendo la tradición, abrió la temporada Helados Mira en la glorieta Ingeniero La Cierva de Cádiz. No faltaron a la cita el helado de turrón, receta con medio siglo de historia a sus espaldas, o el de tocino de cielo. Junto a ellos, en la vitrina, los recién llegados: el de chocolate rosa y el de avellanas que es apto tanto para intolerantes a la lactosa como para diabéticos.

La tercera generación es ahora la que se encarga de preservar recetas y recuerdos, y también de adaptarse a los nuevos gustos y necesidades. Los hermanos Javier y Trini, junto con el esposo de esta, Rafael Rivera, se encargan de este establecimiento que, cuenta con otro despacho y el obrador en el Paseo Marítimo de Cádiz. Allí se guardan las fotos de los primeros tiempos; de cuando el fundador, llegado de Jijona, decidió quedarse en Cádiz tras hacer la mili.

Las imágenes en blanco y negro muestran el establecimiento en los años cincuenta, y también en los sesenta; también la imagen del fundador, José Mira Monyor, en una moto en la que repartía helados. La foto, tomada en San Juan de Dios, es de un Corpus. La foto la empleaba para el reparto, y también para hacer viajes hasta Alicante o Madrid. Hay otra foto en la que los empleados están de espaldas, con el trofeo Carranza. Y es que encargaron a la heladería para realizar bombones para los asistentes al tercer trofeo, nada menos que 10.000 bombones al día con la maquinaria de la época. La odisea fue tal que al año siguiente se negó a repetir, porque era imposible compaginar esa labor con la atención a sus clientes de siempre (entre ellos el Hotel Francia y París) y no quería abandonarlos por tres días de trofeo. «Era una persona muy trabajadora, responsable y con un corazón enorme», explica su nieta.

Los trabajadores de Helados Mira, en El Trofeo Carranza.

Los trabajadores de Helados Mira, en El Trofeo Carranza.

Los tiempos en blanco y negro pasaron, pero la actividad continúa.  El abuelo legó sus fórmulas magistrales -partiendo de que un buen helado tiene como ingredientes «una materia prima de calidad y mucho, mucho amor»- y tuvieron la oportunidad de mantecar con él, «todo un privilegio, como él bien decía», explica Javier. Una de sus recetas estrella es el turrón de Jijona con denominación de origen. Mira nació precisamente en la cuna del turrón, Jijona, y empezó a elaborarlo en el año 1955. El principal ingrediente es la almendra, y se utiliza la Marcona, de calidad y saludable. «Mi abuelo tostaba la almendra y las mezclaba con clara de huevo y miel, luego esa mezcla la molía en unos molinos especiales hasta lograr una masa uniforme, esta masa la sometía a una segunda cocción en unos calderos, consiguiendo una textura homogénea y acababa vertiéndola en unos moldes, y lo dejaba enfriar», explica su nieto. Actualmente, cada cubeta de helado lleva un mínimo del 40% de turrón puro.

Los ingredientes del turrón para el helado y el resultado.

Los ingredientes del turrón para el helado y el resultado.

 

Otro de sus sabores tradicionales es el tocino de cielo, para el que emplean huevo de granjas ecológicas y al que dan un toque al baño maría.

Las novedades

Este año como novedad tienen el chocolate Ruby que les suministra Callebaut (se trata de una empresa chocolatera belgas gourmet con más de 100 años de experiencia elaborando productos desde el grano de cacao). Ruby o el chocolate rosa es un producto que parte de una selección de habas de cacao de Brasil, Ecuador y Costa de Marfil. No lleva ningún colorante ni aroma frutales añadidos y  contiene un mínimo del 47,3% de solidos de cacao. El sabor es curioso, porque inicialmente recuerda al del chocolate blanco, aunque con un toque similar al de la fresa ácida. Es el que aparece en la imagen superior, tal y como llega de Bélgica, junto con las otras variedades de la casa.

La tecera generación: Rafael, Trinidad y Javier. Foto cedida.

La tecera generación: Rafael, Trinidad y Javier. Foto cedida.

La otra novedad (aunque habrá más a lo largo de la temporada) es el helado de avellana para intolerantes a la lactosa con leche de almendras, y con el edulcorante natural stevia en lugar de azúcar. Así, también pueden tomarlo diabéticos, y también es apto para celíacos y veganos. Este sabor ha tenido muy buena acogida, por lo que se están planteando hacer más sabores con estos ingredientes.

Además de estas novedades y de los clásicos imprescindibles, ofrecen sabores clásicos muy demandados como Cremino Mira, Pistacho, San Marcos, Kinder Bueno, Sacher a la Naranja, Cremino al pistacho, Ricotta con higos caramelizados… 

Explica la tercera generación que no para de formarse; que no faltan a ninguna feria nacional ni internacional, y que periódicamente reciben cursos; el último, el impartió en Petrer (Alicante) por Paco Torreblanca.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Heladería Mira, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome