En Jerez no podemos perdernos el aneto, el ajocaliente, la berza jerezana, el menudo, la cola de toro o el tocino de cielo.

 

Cuando hablamos de Jerez pensamos inmediatamente en vinos, vinagres y bodegas. Pero la gastronomía jerezana es mucho más. Aquí te vamos a contar sus platos más representativos, los más típicos y además, te vamos a dar las recetas para que puedas hacerlos en casa.

 

1. El ajocaliente

Tradicional en el  campo jerezano, es un guiso casero y económico que se suele tomar acompañado de un vaso de mosto de la zona. Era habitual ver a los vendimiadores degustar este plato que se hace con tomate de viña, un tomate que antes era muy habitual pero ahora está casi extinguido. El ajocaliente es un plato muy característico de los mostos, unos establecimientos peculiares de Jerez donde se bebe el vino acompañado de chacinas, aliños y platos de cuchara (aquí te explicamos que es un mosto).

 

Bar Moreno

2. El aneto

Es un plato muy característico de Jerez, se trata de dos filetes de pollo rellenos de jamón serrano y queso, luego se empana y se fríe; una versión del clásico San Jacobo. En Jerez, además, tienen la peculiaridad de que sobre ellos se vierte una salsa de champiñones, cebolla y jamón (la conocida salsa castellana).

3. La berza jerezana

Si hay un plato de gran tradición dentro del cuchareo en esta población es la berza jerezana, también conocida como berza gitana. Es un potaje donde se mezclan verduras y legumbres (normalmente garbanzos y habichuelas) y en donde no falta la «pringá», una especie de segundo plato que sale del guiso y que se compone de morcilla, chorizo, tocino y carne de cerdo.

 

4. El rabo de toro

No es un plato originario de Jerez, pero poco a poco se ha convertido en un plato que está presente en muchos restaurantes de la ciudad y se ha convertido en típico de ella.  La cola de toro se corta en trozos grandes y se guisa todo en crudo con verduras. El plato, que se puede encontrar en versiones primorosas en muchos bares y restaurantess de Jerez, lo hizo muy popular el restaurante La Mesa Redonda.

 

5. El Menudo

El menudo es otro de los platos que se relaciona con la cocina gitana. Es otro monumento del cuchareo que aunque no es exclusivo de la zona se ha convertido en un imprescindible dentro de la cocina jerezana. Ofrecemos la receta de uno de los cocineros que ha hecho historia en Jerez, Manolo Valencia, un profundo conocedor de la cocina gitana que plasmó en su libro La Cocina Gitana de Jerez,

 

6. La ensaladilla de gambas

Aunque la ensaladilla de gambas es una tapa que se encuentra con facilidad  por otras poblaciones, en Jerez se ha extendido ampliamente gracias a Manolo Sierra y su famosa ensaladilla del Bar Las Bridas, su fórmula es de la primera mitad de la década de los 70 del pasado siglo. Patatas, algo de zahanoria,  gambas (de buena calidad, eso sí) y mayonesa son los ingredientes que hicieron triunfar a esta clásica tapa. Aquí la historia de la ensaladilla de Las Bridas.

¿Donde comer una buena ensaladilla de gambas en Jerez y otras poblaciones de la provincia? La respuesta, aqui.

7. El vinagre y el arrope

Jerez es, sin duda, una ciudad bodeguera y por tanto, el vinagre es algo muy vinculado a ella..  No podía faltar en la lista este producto que cuenta con Denominación de Origen desde hace más de 25 años.. Menos conocido es el arrope, una salsa que se consigue cocinando a fuego lento el mosto hasta deshidratarlo y llegar a caramelizar el azúcar que contiene.

8. El tocino de cielo

Parece que el origen de este dulce está relacionado con las bodegas jerezanas, los vinos se clarificaban con claras de huevos y las yemas sobrantes se donaban a los conventos. En la ciudad puedes encontrar excelentes versiones de este postre. Aquí una lista con los mejores tocinos de cielo de Jerez y algunos más de la provincia.

 

9. Pestiños

Es el dulce estrella de la navidad. No podemos decir que el pestiño sea un dulce exclusivo de la ciudad, pero sí podemos señalar que en Jerez tienen una peculiaridad y es que se le añade a la masa vino de Jerez en vez del tradicional anís. También se suelen hacer de tamaño más pequeño que en otras poblaciones de la provincia.

 

Pastelería La Esperanza

10. El «Pocito»

Es uno de los dulces más conocidos en Jerez, se llama así porque tiene forma de pozo.  Una base de galleta, otra galleta crujiente, esta vez en forma de aro, encima de la base y para terminar, el relleno a base de crema chantilly o merengue y crema pastelera. Para coronar un poquito de canela espolvoreada.

 

Aquí puede encontrar otros platos característicos de Jerez:

Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano