La familia Golding intenta desarrollar en su finca de Arcos un proyecto en torno a vinos de alta gama que ya comercializa con las etiquetas Tesalia y Arx

 

Todo surgió de una mirada. La que lanzó Francesca Golding cuando vió media provincia de Cádiz desde la finca que estaba contemplando. Tras ese momento decidió que quería vivir allí. Así surge la historia de las bodegas Tesalia de Arcos. Era el año 2008 y Richard y Francesca Golding buscaban un sitio donde asentarse para encontrar paz tras una vida más que ajetreada. El ha sido y es un cerebrito del marketing y ella una cualificada jinete, una labor en la que le ha sucedido su hija Natalia, que es ahora la que dirige la bodega familiar, un ambicioso proyecto con el que pretenden situarse en la élite de los tintos con dos etiquetas desarrolladas en esta finca: Tesalia y Arx.

Tienen muchos datos para augurar éxitos. Ya otros insignes del mundo del vino han triunfado en la zona con proyectos parecidos, es el caso de Huerta de Albalá, del empresario Vicente Taberner que ya logró situar su «Taberner número 1» en esta banda de los vinos legendarios. Richard Golding ha logrado también en su vida marcas extraordinarias. La primera que se recuerda es cuando llegó a España en la década de los 70 para impulsar la tónica «Schweppes» y en menos de tres años duplicó sus ventas haciendo además popular un dicho como el de «aprende a amar la tónica».

La finca de Tesalia. Foto: Cedida por la bodega.

La finca de Tesalia. Foto: Cedida por la bodega.

Golding ha estado relacionado en los últimos años con la cadena de supermercados Día y también con Parques Reunidos, uno de los lideres mundiales en parques de ocio. Para conseguirlo la familia Golding se ha rodeado de un equipo de grandes conocedores del mundillo del vino. Así el director técnico del proyecto es Ignacio de Miguel, un enólogo acostumbrado a trabajar en este tipo de proyectos de diseñar grandes vinos. Del equipo también forman parte el experto en viticultura José Ramón Lissarrague y el «master of wine» (maestro de vinos) Cees Van Casteren. Los master of wine son una institución internacional que agrupa a personas muy cualificadas en el análisis de los vinos. En la parte comercial no se quedan atrás y han fichado a Joaquín Luca de Tena, otro veterano y experimentado profesional en este tipo de vinos de alta gama.

Esta es la parte de las personas, pero en el aspecto del terreno y el producto también se han realizado notables esfuerzos con la finalidad de lograr un producto exclusivo. Lo primero que hicieron los Golding es analizar el terreno para decidir si este era idóneo para la actividad que planteaban y también para elegir las uvas a plantar. Eligieron la petit verdot, una de las uvas más «sibaritas» en el sector pero también con muchas exigencias a la hora de su desarrollo óptimo. En los terrenos situados en la Sierra de Grazalema también han plantado Syrah, Cabernet Sauvignon y la «estrella local» en la actualidad la Tintilla de Rota

Natalia Golding y el enólogo durante la presentación de sus vinos en el restaurante El Faro de El Puerto. Foto: Cosasdecome

Natalia Golding y el enólogo Ignacio de Miguel  durante la presentación de sus vinos en el restaurante El Faro de El Puerto. Foto: Cosasdecome

En total hay plantadas 11 hectáreas de viñas que comparten espacio con una zona dedicada a la cría de caballos y otras destinadas a cultivos de diversa índole. Utilizan alta tecnología para cuidar todos los detalles. Lo más llamativo es que los troncos de las parras tienen una altura de 1,20 metros, algo más de lo habitual para permitir que el aire pase facilmente y así las uva sufran menos el calor. La vendimia se realiza de noche y de forma seleccionada, con varios pases por las viñas para así arrancar la uva en el momento óptimo.

Por el momento están elaborando dos vinos. El más alto de la gama va marcado con el nombre de Tesalia, el nombre de la bodega. El término hace alusión a la mitología, a los centauros, los seres que eran mitad caballo y mitad hombres. En su cosecha de 2015 que es la que está ahora a la venta se han preparado 6000 botellas. Salen a la venta a un precio e 30 euros. (Aqui puede ver sus notas de cata y comprarlo). Está realizado con las cuatro uvas plantadas: Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Syrah y Tintilla. El porcentaje de cada una de ellas varía cada año en función del criterio de los enólogos.

El otro tinto es Arx. El nombre hace referencia al antiguo nombre de Arcos. Se comercializa la cosecha de 2016. Aquí el número de botellas es mayor, 20.000 y el precio es de 18 euros. (Aqui notas de cata y tienda para comprarlo). En este caso tan sólo se emplean para su elaboración uvas Syrah, Tintilla y Petit Verdot.

La idea de la empresa es llegar a una producción de unas 100.000 botellas. Los vinos se pueden encontrar en restaurantes como El Faro de El Puerto. De hecho en este establecimiento tuvo lugar la presentación. Ya han comenzado incluso su venta a nivel internacional. Además de España se pueden encontrar en países comoo Holanda, Filipinas o Suiza.

La guía gastronómica de Arcos, aquí.

Más información sobre vinos y bodegas, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome