Bodegas Lustau y Aponiente sacan la tercera edición de “Yodo” un  vino fino seleccionado del que tan sólo se comercializarán 300 botellas que serán servidas exclusivamente en el restaurante de 3 estrellas Michelín de El Puerto

 

Ya le habían “echado el ojo” en 2016 a una bota, situada cerca de la puerta que da acceso a la bodega El Drago, en El Puerto de Santa María, una catedral donde reposan algunas de las joyas del grupo empresarial Luis Caballero, con sede en esta ciudad. Este año Juan Ruiz Henestrosa, jefe de sala de Aponiente y Sergio Martínez, enólogo de Lustau, del grupo Caballero, creyeron que era el momento de sacar el vino que contiene la bota a la luz. Dificilmente se puede juntar tanto talento en torno a una bota. Ruiz Henestrosa, premiado ya en 2015 como mejor somelier del año por la Academia Internacional de Gastronomía y Martínez, recientemente galardonado como mejor enólogo del mundo de vinos generosos. 

El vino seleccionado dice Martínez que tiene matices “de bajamar y algas”. Ruiz Henestrosa lo define como “un fino de raza, puro, serio , tradicional. Un fino Gordo de El Puerto; así es como nos gusta llamar en Aponiente”.

Sólo han salido de la bota 300 botellas. Estas se comercialiazarán exclusivamente en el restaurante Aponiente de El Puerto de Santa María. El vino se han embotellado en bolletas de 1 litro de capacidad, un volumen superior al habitual de tres cuartos de litro y se presenta en una botella transparente que deja ver a la perfección la luminosidad de este vino embotelleado “en rama” como se conocen los vinos que son comercializados sin “clarificarlos”, un proceso que elimina el riesgo de que pierdan transparencia pero que les quita también matices de sabor.

Las bondades del producto se complementan también con la etiqueta, diseñada por toda una eminenacia en este campo: Andi Rivas, un diseñador gráfico gaditano de prestigio internacional afincado en el Reino Unido (más información aquí). En esta ocasión la etiqueta hace alusión a la tercera estrella Michelín obtenida el pasado año por Aponiente. Es una estrella de mar que ha utilizado la firma bodeguera y también Juan Ruiz Henestrosa y Angel León, el creador de Aponiente, para homenajear al equipo de más de 70 personas que trabaja ya para el primer restaurante andaluz en lograr las tres estrellas.

León presentó hoy miércoles el nuevo vino en el restaurante. Es el tercer año consecutivo en el que Lustau y Aponiente colaboran con este proyecto de sacar cada temporada un vino exclusivo para el restaurante, todos bajo el título de “Yodo”, uno de los componentes del mar.

La presentación coincidía con el 41 cumpleaños del cocinero por lo que el acto terminó con “el cumpleaños feliz” cantado por todos los presentes. El presidente del grupo Caballero, propietario de las bodegas Lustau de Jerez,  Luis Caballero González Gordon, fue el encargado de presentar el nuevo vino, resaltando la importancia de este proyecto conjunto.

Así fue el Yodo de 2016

Así fue el Yodo de 2017

Más información sobre Aponiente, aquí.

Más información sobre las bodegas Lustau, aquí.

Yodo, en su edición de 2017. Foto: Cedida por el restaurante Aponiente

Yodo, en su edición de 2017. Foto: Cedida por el restaurante Aponiente