Se trata del espacio donde González Byass criaba su manzanilla El Rocío, después convertido en restaurante.

 

Bodegas Urium de Jerez contará con una bodega de manzanilla en Sanlúcar de Barrameda tras cerca de tres años de trámites y trabajo. Se trata de la antigua bodega de la manzanilla El Rocío de González Byass, que había sido reconvertida en el restaurante Currito.

Así que, según explica Rocío Ruiz desde Urium, han tenido que recuperar el uso como bodegas, papeleo y botas incluidas. Al hacerse con el espacio adquirieron también 50 botas de manzanilla de Yuste, y el resto las han ido seleccionado y adquiriendo hasta completar las 104 que tienen actualmente. De momento, la bodega se va a quedar con este número de botas. Sin embargo, aún falta por avanzar en otra parte del proyecto, una posible sala de catas.

El antiguo restaurante no se ha tocado, porque sólo ocupaba una parte del total de la construcción. Desde Urium están analizando la posibilidad de convertir este espacio situado en la calle Aldama y Pruaño en una especie de sala de catas al servicio de la bodega.

En todo caso, lo seguro que es que dentro de algunos meses celebrarán la puesta en marcha de su propia bodega de manzanilla sanluqueña con una edición especial, y que más adelante también tendrán amontillado.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome