El Ultramarinos Casa Torres de Cádiz reabre como una taberna. Ha conservado las estanterías y una vitrina, hace un guiño a su antiguo uso sirviendo ibéricos y conservas y dedica un rincón a su fundador

El veterano ultramarinos Casa Torres trata de superar la amenaza de los supermercados que proliferan a su alrededor mutando en una taberna con muchos guiños a su antiguo uso. La clásica estantería de este tipo de establecimientos sigue allí, remozada, pero el lugar ha sufrido una transformación en los dos últimos meses que ha cambiado su uso pero no ha borrado su memoria.

Casa Torres fue fundada por José Torres Vela en el año 1968 en la esquina de la calle Rosa y Belén, en el barrio La Viña. Su hija, Marisa Torres, y su marido, Daniel Zarza, le acompañaron en el negocio desde hace años; dejaron sus respectivos trabajos para apoyarle en un momento en el que el ultramarinos le daba quebraderos de cabeza. Hace ya ocho años que Pepe Torres falleció, pero hija y yerno siguieron al frente del negocio. Daniel explica que la crisis económica les golpeó de lleno. No podían competir con los supermercados que abundan en la zona y decidieron cambiar el rumbo. Así que hace un par de meses, Casa Torres cerró la baraja por última vez como ultramarinos, y el 13 de agosto de 2017, reabrió como taberna.

Mucho queda del antiguo uso en el local. Aunque se ha renovado, la familia ha querido conservar la identidad. Han respetado la trabajada estantería de madera que había -la tradicional de este tipo de establecimientos- y han dejado una vitrina con algunos productos gourmet. Frente a la barra hay un rincón dedicado al fundador: El rincón de Pepe, con una gran foto de Torres Vela, y algunos recuerdos más.

La carta de la Taberna Casa Torres tiene mucho que ver con los productos del ultramarinos. Son todo conservas selectas e ibéricos. Quesos, embutidos, anchoas, bacalao, palometa, mejillones, atún, chicharrones especiales y alcachofas se sirven en raciones, medias raciones o en forma de babuchazos (montaditos).

Otra de las cosas que quieren potenciar son los vinos servidos directamente del barril, para lo que han colocado varios en el fondo del local suministrado por la bodega sanluqueña Elías. Cerca de estos barriles, en la pared del fondo, una televisión habla de la historia gaditana en blanco y negro: han seleccionado documentales en internet que contribuyen a darle un puntito más de nostalgia al renovado local.

La taberna abre todos los días en verano (en invierno descansará los domingos por la tarde) de 11:00 a 16:00 horas y de 19:30 a cierre. Su teléfono es el 856076171.