Megasilvita, en Rota, se ha mudado de la tienda del centro a la nave donde ya tenía su almacén. Se centraliza así un negocio con una importante expansión en internet

Todo empezó con un negocio en internet relacionado con la pastelería creativa. Una roteña, Silvia Alcedo, descubrió cómo aunar sus dos aficiones, la repostería y las manualidades con esta modalidad que convierte las tartas en espectaculares y coloristas creaciones. En 2007 comenzó a dar clases de pastelería creativa y en 2009 se animó a abrir su página web, una tienda online con todo lo necesario para realizar estos llamativos y originales dulces (ver aquí) La cosa fue bien; tanto, que se animó a abrir tienda física en Rota, en el centro, en el año 2011. Allí no sólo se vendía -tenía unas 2.000 referencias en 50 metros cuadrados de exposición-, sino que también se impartían talleres.

Y los pedidos siguieron llegando, por lo que recientemente han decidido mudarse para centralizar el negocio y hacerlo todo más cómodo. Hasta ahora, además de la tienda tenían una nave en la calle Pintores que utilizaban como almacén. Ese espacio se ha remodelado: la mitad se destina ahora a tienda y, la otra mitad, a almacén. Nada menos que 700 metros cuadrados dedicados  a la repostería creativa desde el 1 de diciembre de 2016. Allí sigue habiendo cursos y todo lo necesario para hacer los dulces, con más espacio y la ventaja añadida de eliminar el alquiler de un local de la cuenta de gastos del negocio.

Y la actividad sigue en internet. La roteña ha conseguido crear toda una comunidad virtual interesada en este tipo de dulces. Porque no sólo vende, sino que comparte tutoriales, trucos y recetas para los aficionados. En Facebook le siguen más de 90.000 seguidores. Su canal de YouTube supera los 20.000 seguidores y uno de sus vídeos ha sido reproducido más de un millón de veces.

Su tienda online cuenta con clientes de toda Europa. Mientras los españoles piden un poco de todo, la cerámica es la compra preferida para alemanes, franceses, austriacos y daneses que recurren a esta roteña para conseguir los complementos para elaborar sus dulces.

Cádiz ha sido pionero en el tema de la pastelería creativa. El primer libro escrito en España sobre este tema nació en Cádiz, de la mano de María Gómez Martín. El libro de María se centra en los “cup cakes” las magdalenas decoradas. Megasilvita fue la primera tienda de pastelería creativa en instalarse en la provincia (Más sobre el inicio de este movimiento en la provincia, aquí). Después han venido más, muchas más; entre las pioneras también estuvo Mar Varela, de Puerto Real. Ahora, esta tendencia parece haber llegado a su tope y está manteniéndose, aunque quizás un poco a la baja, teme Silvia.

Más información sobre Megasilvita aquí.