Pantalán G de El Puerto ofrece el «genuino pollo Broaster» un producto famoso en Estados Unidos que se elabora en una freidora a presión y un marinado exclusivo. Son los pioneros en tenerlo en España

 

La clave está en dos elementos. El primero de ellos es una freidora «a presión» un artilugio inventado en Estados Unidos por Louis Austin Merritt Phelan, el fundador de Broaster y que consigue el milagro de que trozos de generoso tamaño de pollo queden crujiente por fuera y extraordinariamente jugoso por dentro.

El segundo elemento importante es la harina empleada para la fritura, un producto que elabora en exclusiva la firma estadounidense y que va especiada, con lo que se obtiene también un sabor particular.

Para obtener el sello de «Genuine Broaster Chicken» que traducido resulta «el genuino pollo Broaster» es necesario tener ambos elementos, la freidora especial y la harina. Sólo así se obtiene el preciado permiso para lucir el logotipo de un pollo quitándose un sombrero de copa, el símbolo de la marca.

Pantalán G es el primer establecimiento en España que logra este sello y desde hace un mes vende en su establecimiento de Puerto Sherry raciones de este pollo frito que es más popular en Estados Unidos que aquí el cazón en adobo.

El producto llama la atención y lo cierto es que al probarlo te sorprende como las piezas, generosas de tamaño, quedan muy jugosas por dentro, además de tener un rebozado con toque crujiente bastante logrado.

Paloma Arjona, jefa de cocina del restaurante señala que «no estamos para nada ante un producto de lo que se podría llamar cocina basura. Se utiliza pollo fresco para elaborarlo y se frie en aceite de girasol. Lo único que se hace es rebozarlo en harina y meterlo en esta freidora especial que acorta mucho el tiempo de cocción. Por si fuera poco se logra que las piezas se impregnen con muy poco aceite lo que hace que el producto sea aún más sano. Para acompañarlo también utilizamos productos frescos. Las patatas las hacemos nosotros, también por un método especial que otorga Broaster y como segunda guarnición le ponemos una ensalada muy americana, la coleslaw, una ensalada de col».

La cocinera señala que hemos incorporado este producto «primero que nada porqué está exquisito, es un pollo frito gourmet que va muy en consonancia con la filosofía del restaurante y segundo por acercarnos también al público norteamericano que es muy habitual por aquí».

Paloma Arjona y Mateo Tripolini, cocineros de Pantalán G, junto a una ración de genuino pollo Broaster y sus guarniciones de patatas y ensalada. Foto: Cosasdecome

Por el momento ofrecen el pollo frito en dos formatos. Por un lado el pollo entero, partido en 8 trozos y por otro el medio pollo. La media ración (medio pollo) un cuenco con patatas fritas y otro cuenco con ensalada de col sale a 11,95 euros.

Las patatas que acompañan al pollo también tienen su historia. Son patatas tipo jago. Estas también se enharinan y se hacen en esta freidora especial. Luego, el toque final, está en sazonarlas con un mezcla de especias que también proporciona Broaster.

El establecimiento ha puesto en marcha una carta especial dedicada al pollo frito que va desde una ensalada Cesar a una hamburguesa pasando por unos tacos de pollo y verduras, además de unas pequeñas frituras de bolitas de pollo especiadas.

El pollo frito también lo preparan para llevar en unas cajas preparadas para su transporte y la idea del restaurante, una vez que terminen las fiestas de Navidad es poner en marcha un servicio a domicilio en el que incluirán este pollo frito.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Pantalán G, aquí.

¿Donde se comen los mejores pollos fritos de la provincia de Cádiz? la respuesta aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome