La bodega González Byass y el restaurante El Califa de Vejer muestran en unas jornadas gastronómicas el “buen entendimiento” entre los jereces y la cocina marroquí

 

Los enólogos de la bodega, Antonio Flores y Silvia Flores propusieron un experimento, el de servir los seis jereces escogidos para la experiencia a la vez, en vez de proponer un acompañamiento concreto para cada plato. De esta manera invitaban a los comensales, un grupo de periodistas y expertos en vinos, a comprobar los distintos sabores que se podían obtener con una misma propuesta gastronómica.

La idea de González Byass, dentro de su ciclo “experiencias gastronómicas” que intenta probar la idoneidad de los jereces con distintos tipos de cocina, era probar con hechos la “querencia” de los vinos del Marco con la cocina marroquí, una gastronomía especialmente compleja debido a su uso generalizado de las especias y sus constantes combinaciones de dulces con salados.

El evento tuvo lugar la semana pasada en el restaurante “El Jardín del Califa” de Vejer, uno de los locales pioneros en la provincia en ofrecer cocina marroquí.

Tanto los enólogos de González Byass como el copropietario del restaurante El Califa, James Stuart coincidieron en la idoneidad de “la pareja” y en que, además, la buena sintonía gastronómica tenía también raíces históricas y culturales dado el desarrollo de la cultura andalusí en España hace siglos.

La versión del hummus del El Jadrín del Califa. Foto: Cosasdecome.

La versión del hummus del El Jadrín del Califa. Foto: Cosasdecome.

Para la ocasión la cocinera y gerente del establecimiento Khadija Essaadi, nacida en Marruecos y presente en el proyecto de El Califa desde sus comienzos, preparó un menú degustación basado en la carta habitual. En total se sirvieron 9 platos más los postres.

El Califa es un local muy conocido en la provincia, hasta el punto de que en verano es complicado encontrar plaza en sus comedores sin reserva. Realiza una cocina basada en Marruecos aunque Khadija señaló que “los platos tienen toques personales nuestros, más pegados a la cocina mediterránea” aportada desde aquí.

La cocinera señala que aprendió a cocinar de la mano de su madre y considera que el plato más logrado de su carta es la pastela, una versión marroquí de la empanada de hojaldre.

James Stuart, copropietario de El Califa junto a la jefa de cocina y gerente del establecimiento Khadija Essaadi. Foto: Cosasdecome

James Stuart, copropietario de El Califa junto a la jefa de cocina y gerente del establecimiento Khadija Essaadi. Foto: Cosasdecome

En la comida se sirvieron el fino Tio Pepe, el amontillado Viña AB, el oloroso Alfonso, el palo cortao Leonor, el cream Solera 1847 y el Pedro Ximenez Nectar. Para el “panidaje” se sirvieron también panes de estilo marroquí que acompañaron a platos como una ensalada de berenjenas con yogur, eneldo y albahaca, unos triángulos crujientes rellenos de queso libanés (breuats) o una crema de berenjenas ahumadas (babaganoush).

Este video realizado por González Byass resume la comida.

Se sirvió también couscous con ternera retinta ecológica, brochetas de rape o unos pinchos de cordero elaborados con carne que compran en Algeciras y procedente de animales sacrificados bajo la denominación “Halal”, una técnica que pretende eliminar de la pieza la sangre del animal.

Horarios, localización y más datos de El Jardín del Califa, aquí.

Comedor del patio de El Jardin del Califa. Foto: Cosasdecome

Comedor del patio de El Jardin del Califa. Foto: Cosasdecome

Premios para González Byass

Por otra parte la bodega González Byass ha logrado un Gran Bacchus de Oro en el concurso internacional Bacchus. El galardón ha sido para su Pedro Ximenez Noé. En la página de la bodega hay más información. Pinchar aquí.

Horarios, localización, teléfono y más datos de González Byass, aquí.

Aquí la guía gastronómica de Vejer

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome