El restaurante de Medina Sidonia incorpora a su oferta la carne sacrificada según el rito musulmán, que hace que esta sea más tierna, y buey gallego

 

El Restaurante El Castillo de Medina continúa ampliando su catálogo de carnes, y esta vez lo hace con la ternera Halal, es decir, la procedentes de reses sacrificadas según el método islámico, y con buey gallego.

El motivo de incorporar la carne halal a la que ya ofrece el local tiene más que ver con la calidad que con la religión; la forma de sacrificar al animal según este método hace que la carne esté más tierna, explican. “El sacrificio busca evitarle un daño excesivo para que así la carne sea de más calidad y no sea tan dura. Otro dato a tener en cuenta en la forma de matar animales para el consumo humano es que esta práctica busca que se desangre totalmente”, describen en el catálogo que han elaborado para que el cliente no se despiste entre la oferta de carnes existentes.

El sacrificio del animal según el método Halal se debe realizar mediante una rápida incisión con una cuchilla afilada en la garganta, cortando la vena yugular y la arteria carótida, y dejando intacta la espina dorsal. El objetivo es “lograr un mayor drenaje de la sangre, consiguiendo una mayor higiene en la carne, y minimizando el dolor y la agonía del animal”, precisan, algo que redunda en la ternura de la carne.

La ternera se sirve hecha a la brasa. En cuanto esté disponible, al carbón se le añadirán también más sarmientos para darle un toque de la tierra.

Además, el establecimiento también ha recibido carne de buey gallego. Esta carne tiene mayor cantidad de grasa infiltrada que la vaca, lo que le confiere su textura y  sabor.
Más información sobre este establecimiento de Medina Sidonia, aquí.

Entérate de todo

Si quieres leer más reportajes como este y seguir la actualidad gastronómica de la provincia suscríbete al boletín informativo semanal de Cosasdecome. Pincha aquí para suscribirte.