Las albóndigas en salsa de piquillos de la Venta El Frenazo
Tapa
Las albóndigas en salsa de piquillos de la Venta El Frenazo
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

¿En las albóndigas que tiene más peso, la albóndiga en sí o la salsa en que se bañen? La perfección albondiguista se consigue cuando los dos elementos, la masa albondiguil y la salsa bañante, están de gran aplauso. Esto lo consigue en su obra albóndigas en salsa de piquillos el cocinero Antonio Escalona de la Venta El Frenazo. Las “arredondas” no son prietas, sino más bien ligeras, de las de masa almohadillada. Llevan ternera y cochino y un suave aliño. Las albóndigas se frien y luego se sumergen en una salsa que lleva pimientos del piquillo triturados, cebolla, un toque de vino amontillado de Jerez, caldo del puchero y un poco de nata para atemperar el poderoso sabor de los pimientos. El resultado es una salsa muy agradable que “impregna”, que palabra más fina, a la perfección la carne de las albóndigas.

Las albóndigas fueron uno de los éxitos de crítica y público de la Venta El Frenazo durante el pasado Chicharrón Fest que tuvo lugar en Los Barrios. El Plato no lo tienen siempre en la venta, por lo que lo mejor es llamar con antelación. Se sirve con pan cateto para lo que es el rebañazo y la tapa sale a 1,50 euros. El plato, a 15, con un acompañamiento de papas fritas y un arroz salteado con piñones y pasas. (Los precios son a marzo de 2019).

El cocinero Antonio Escalona, autor de las abóndigas en salsa de piquillos de la Venta El Frenazo. Foto: Cosasdecome

El cocinero Antonio Escalona, autor de las abóndigas en salsa de piquillos de la Venta El Frenazo. En su mano lleva uno de los famosos chicharrones del establecimiento. Foto: Cosasdecome

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Albondiguismo: Ciencia que estudia las albóndigas, la ciencia más redonda de la Tapatología

…y para acompañar

medium