La sopa tomate del bar Rody
Tapa
La sopa tomate del bar Rody
Tapatólogo descubridor:
Día de hallazgo
Descripción

Hay platos que están hechos para los días de frío y uno de ellos es la sopa tomate. En el Bar Rody es la tapa estrella. Te viene la mar de arreglaita, muy en su papel y ataviada como mandan los cánones. Te llega en un cuenco de los de cerámica de Lebrija, muy utilizados en Jerez para los ajos y también para la sopa tomate. Para más perfección la sopa viene adornada con una matita de hierbabuena, el condimento característico de la sopa tomate, y un rabanito, un aderezo que tiene función refrescante en el plato y que te permite descansar de la contundencia de la sopa. Pero lo cierto es que esta sopa tomate del bar Rody no necesita ningún descanso porque cae del tirón. Es de esos platos equilibrados donde el sabor del pan de pueblo asentado, los pimientos y el tomate se “arrejuntan” a la perfección gracias a la maestría de la cocinera Rosario Fánegas que lo lleva haciendo desde el año 2000 con gran éxito de crítica y público. El éxito del plato fue tal que un año después de estrenarse ganó el premio al mejor plato de la ruta de la tapa de Jerez. Luego, incluso, representaría a la ciudad en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) que se llenó por un día del olorcito de este guiso. Muchos años después la tapa sigue triunfando en el establecimiento, uno de esos sitios de Jerez ineludibles para los que aprecien la cocina clásica y quieran probar la cocina de toda la vida de la ciudad. La tapa se cotiza en el Bar Rody a 2,80 euros (precio a noviembre 2017).

Aquí la receta de este plato