La mojarra frita del bar restaurante Viento de Levante
Tapa
La mojarra frita del bar restaurante Viento de Levante
Tapatólogo descubridor:
Lugar
Bar Restaurante del club de pesca Viento de Levante
Población
Día de hallazgo
Descripción

Hay placeres que son difíciles de describir y uno de ellos es comerse un pescaito frito con las manos. Si, sé que se te quedan los deos un poquito guarrindonguis, pero y lo que disfrutas buscando hasta el último trocito de carne en la cabeza, urgando en las ventrechas y dejando para el final la tajaita que está junto a la cola, que es especialmente jugosa. No soy de quitarle el pellejo, porque el pellejo de los pescaos de caña, de roca  o de espinas, como le llama nuestro tapatólogo descubridor de esta tapa en el año 2012 Juan Manuel Diaganes, es otro placer de comerse estos tesoros. En el bar restaurante del Club de Pesca Deportiva “Viento de Levante” se puede comer todavía uno de esos ejemplares de los mares de Cádiz, la mojarra, un pescado de características parecidas a la dorada o al sargo, que tuvo mucho prestigio a finales del siglo XX pero ahora ha decaido mucho en detrimento de la dorada, que es la más presente en la hostelería. Los ejemplares que sirven en este bar, al igual que otros pescados de espina como la urta, las doradas, los sargos o los róbalos son capturados por los propios pescadores que forman parte del club por lo que el pescado del bar no puede se más fresco. Los camareros te dan a elegir entre comerlo a la plancha o frito y si escoges frito, la pieza entera o troceada. Yo escogí el troceao, porque me dura más tiempo, me entretengo más desmenuzandolo todo.  El pescado lo sirven con la cabeza incluida, partida por la mitad con lo que te puedes comer las pequeñas cocochas y también la carne del interior de la cabeza, especialmente jugosa. Se acompaña con unos pimientos fritos, que van muy bien con el pescao frito y unos trozos de limón que, evidentemente no utilice. La mojarra se cobra al peso y el día que se realizó el informe (agosto de 2019) estaba a 24 euros el kilo. Por si fuera poco te comes el pescao mirando el interior de la Bahía. Qué relajación.

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Freiduría artística menor. El colegio distingue entre la freiduría que es el acto de freír pescado y la freiduría artística que es freirlo pero con excelencia. Nos encontramos en este segundo caso. Asimismo la freiduría artística se divide en freiduría menor (freír el  pescado a tajaitas, trozos o pequeños pescados) o mayor, cuando se frie el pescado entero.

…y para acompañar

manzanilla-zuleta