El sandwich de pollo de Saja River
Tapa
El sandwich de pollo de Saja River
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

Nos cuentan desde el otro lado de la barra que es una de las estrellas de esta autodenominada Venta en la frontera (en la frontera entre Cádiz-Cádiz y Puertatierra), y no extraña demasiado. Para empezar, es un sandwich de pollo, una receta que ya no es tan habitual como antes en los bares de  Cádiz, y que se echa de menos. En segundo, está presentada de una forma muy cómoda para comer y, en tercero, lo más importante: está muy buena, crujiente y con mucho sabor.

La versión del sandwich del Saja River es para torpes. En la versión tradicional, acabar pringando de mayonesa y recolectando trocitos de lechuga es bastante habitual, sobre todo si se trata de un sandwich más alto que ancho, que entran mucho por los ojos pero tienen una complejidad considerable. Este está cortado en pequeños triángulos fáciles de manejar.

No es de los que tiene mucha mayonesa, sino lo justito; la receta sigue el esquema tradicional, aunque con algunas innovaciones, como la incorporación del queso cheddar y, sobre todo, la forma de hacer el pollo, guisado al fino. Tiene su lechuga, su huevo… y claro está, su pan, pero un pan con semillas que sirven muy crujiente.

El sandwich se sirve en una ración para compartir, que también se puede comer individualmente y darte por almorzado, quizás complementando la faena con alguna tapa si hay mucha hambre. El precio, a diciembre de 2019,  es de 6,9 euros. Existe la opción de que te pongan el pan sin gluten -tanto para este sandwich como para los otros dos que ofrecen en el establecimiento- por un euro más.