El arroz con almejas en salsa verde de Casa Ríos
Tapa
El arroz con almejas en salsa verde de Casa Ríos
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

Cuando el plato llegó a la mesa parecíamos dos caniches en vez de dos inspectores del Colegio Oficial de Tapatólogos, porque más que haciamos olé con la nariz…y como olía aquello (tes qui ya Chanel número 5). Sobre una fuente de barro llegaba un arroz caldosito bien provisto de almejas de generoso tamaño e ilustradas con algunas gambitas y una generosa lluvia de perejil. El arró se presenta en blanco, un blanco casi de traje de novia. Esto tiene sus ventajas porque así te permite detectar los tropezones con mucha más facilidad. Las almejas del arró, que son traidas de Galicia según detalla Manuel Muñoz, el propietario del establecimiento, vienen con generosidad en el plato y también se dejan ver algunas gambitas pequeñas. Una de las claves del guiso está en el uso moderado del ajo. En muchas ocasiones estos arroces en salsa verde llevan demasiado ajo y esto enmascara el sabor a marisco. En esta ocasión el uso del ajo está muy equilibrado y el arró se hace muy fácil de comer. El plato es bastante conocido por los fieles a este establecimiento y está en carta desde 1994, por lo que supera ya las dos décadas de «servicio» a la humanidad. En la actualidad lo elaboran los dos cocineros del establecimiento  Francisco Alvarez y Silvestre Blanco. La sorpresa final el precio. El plato, del que comen perfectamente dos tapatólogos, sale por sólo 18 euros.

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Arrocismo polimórfico: Ciencia que estudia la amplia gama de arroces del mundo, incluidos tanto los caldosos, como los melosos, los jugosos…en fin todos los buenosos. El adjetivo polimórfico hace referencia a los tropezones que pueden ser tanto de origen marino como terrestre, incluidos los chicharitos, una de las mejores creaciones de Nuestro Señor, probablemente el séptimo día que es cuando hizo las mejores cosas.

…Y para acompañar