Lo han puesto en marcha los mismos propietarios del famoso tabanco Las Banderillas. Ofrecen una carta con frituras de pescado y guisos tradicionales. El establecimiento recrea el patio de una bodega

 

El interior de la taberna Arenal recrea el patio de una bodega jerezana…incluso parece que se nota ese fresquito a media luz de esas estancias. En el techo han simulado unas estructuras con hojas de parra. Las luces tienen forma de racimo de uva. Debajo sillas de enea, pero sin colorines, para seguir en la misma línea. Las paredes están cubiertas con etiquetas de vinos jerezanos, todas enmarcadas y expuestas con elegancia. Al fondo unas botas de las bodegas Valdespino, recien pintadas en negro.

En la barra se exponen pescados frescos preparados para freir. Hay acedías, puntillitas, boquerones…al lado un buen puñado de aliños. El local tiene un salón interior con amplia barra y una decena de mesas y fuera una amplia terraza, con mesas altas y bajas en plena plaza del Arenal. en total capacidad para más de un centenar de personas.

Las obras han durado varios meses. La decoración del local es obra de la firma Arkitecnika, una empresa con oficinas en Jerez y con amplia experiencia en el diseño de establecimientos de hostelería.  La idea es de Miguel Gómez y Luis Pino, los mismos hosteleros que pusieron en marcha el tabanco Las Banderillas en el año 2012.

Juan Pino, uno de los propietarios, delante del logotipo del nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

Luis Pino, uno de los propietarios, delante del logotipo del nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

El establecimiento, que continuará abierto, se ha convertido en toda una referencia en el centro de Jerez, con una cocina tradicional basada en los guisos, los aliños y los pescados frescos fritos, una fórmula que piensan llevar también a este nuevo establecimiento.

La taberna Arenal abrió el pasado martes. La carta es igual para todo el establecimiento. Los vinos de Jerez juegan un importante papel. No lo tendrán en botas, como en Las Banderillas, pero si cuentan con un amplio surtido de jereces embotellados que se podrán consumir por copas.

En lo gastronómico la carta se divide en varios apartados. En todos ellos hay tapas y también medias y raciones. Para empezar aliños tradicionales como las papas aliñás (3 euros) o un original picadillo de corvina (mismo precio). Tienen también mojama (3,50) huevas de maruca, jamón (4,50 la tapa) o chicharrones (3 euros).

Tienen también revueltos como uno de ortiguillas y jamón a 9 euros. Uno de los puntos originales del local es que para acompañar a las tapas tienen pan cateto que traen desde la panadería El Pantano de Arcos.

Este puede venir bien para acompañar una de las secciones más famosas de Las Banderillas y que “importan” también A Arenal: los guisos caseros. Habrá rabo de toro, carrillada, riñones al Jerez, sangre encebollá o mollejas al amontillado. Las tapas calientes salen entre 3 y 3,5o euros. El apartado “salsero” se complementa con un bacalao con tomate, un perol de berenjenas con salmorejo y huevo frito o un aneto (ver aquí que es un aneto) que se acompaña con varias salsas.

Otro de los apartados más voluminosos es de las frituras. La oferta varía en función de lo que encuentren en el mercado aunque suelen tener tortillitas de camarones (1,50 la unidad), chocos o daditos merluza. A ellos unen varios tipos de croquetas o unos langostinos con bechamel.

Como novedad con respecto a Las Banderillas han introducido algunas tapas un poco más innovadoras como unos pimientos del piquillo con gambas y crujientes de ajo, una hamburguesa de atún o unos huevos fritos con papas y foie.

Vista exterior de la taberna. Foto: Cosasdecome

Vista exterior de la taberna. Foto: Cosasdecome

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Taberna Arenal, aquí