El Consejo Regulador de los Vinos de Jerez llevará al País Vasco su festival, en el que los Vinos de Jerez tomarán San Sebastián del 5 al 14 de mayo. El acto central será una exhibición en el Hotel María Cristina que reunirá, el 8 de mayo, más de 200 marcas de las bodegas del Marco de Jerez ante más de 300 profesionales

El Sherry Festival es “un encuentro itinerante que reúne en una única ciudad toda la tradición, la riqueza enológica y las posibilidades gastronómicas de los vinos producidos en el Marco de Jerez”, según explica la organización en un comunicado. En 2017, la ciudad elegida es San Sebastián, que revivirá el intenso calendario de actividades en restaurantes, tiendas y enotecas de las anteriores ediciones, celebradas en Madrid, Barcelona y Valencia.

Del 5 al 14 de mayo, el Sherry Festival llega a Donostia con un extenso programa de experiencias gourmet, catas, seminarios y, como acto central de esta cita monográfica de los Vinos de Jerez, un gran salón profesional que reunirá en el Hotel María Cristina a una veintena de bodegas y más de 200 marcas incluidas en las Denominaciones de Origen Vinos de Jerez y Manzanilla. El 8 de mayo, más de 300 profesionales de la enología, incluyendo restauradores, sumilleres, chefs, formadores, distribuidores y periodistas podrán conocer en profundidad el universo del jerez.

Una ocasión única que congregará en torno al jerez, por primera vez, a expertos procedentes de diferentes puntos del norte de España y que ofrecerá a los consumidores donostiarras la posibilidad de disfrutar de experiencias gastronómicas, promociones y actividades exclusivas.

El Sherry Festival llega a San Sebastián “en un momento álgido para los vinos jerezanos, siempre considerados joyas de la enología, pero hoy más en boga que nunca en nuestro país, gracias en gran parte a que los medios y profesionales especializados los han puesto en el punto de mira. Ello se ha reflejado en un incremento en las ventas y en la proliferación de establecimientos de hostelería consagrados al Sherry – enotecas, gastrobares, tabancos y Sherry Bars- replicándose así en España una tendencia que ya se había consolidado en numerosas capitales del mundo como Londres, Nueva York, Tokio o Sidney”, indican.