Abre en la localidad el restaurante jamaicano Miguel’s Caribbean Cuisine, el único de estas características en toda la Costa de la Luz.

 

Durante su infancia, nada hacía presagiar a Michael Hutchinson que aprender y reproducir aquellas recetas jamaicanas que con tanta dedicación elaboraba su madre sería su mejor arma para imprimir un vuelco radical a su vida adulta. Michael, de raíces jamaicanas e informático de profesión, decidió cambiar hace un año la polución y el estrés de su Londres natal por la luz y el mar de las costas gaditanas. Y lo hizo para instalarse en Rota. Lo tenía claro. Era allí donde deseaba poner en marcha su proyecto hostelero: Miguel’s Caribbean Cuisine, el primer y único restaurante caribeño de toda la Costa de la Luz.

Michael Hutchinson, propietario de Miguel's Caribbean Cuisine. Foto: Cosasdecome

Michael Hutchinson, propietario de Miguel’s Caribbean Cuisine. Foto: Cosasdecome

Ubicado en lugar privilegiado de la roteña avenida de Sevilla, muy próximo al casco antiguo y también a la playa, el establecimiento abrió sus puertas el pasado 3 de julio a ritmo de reggae. Porque eso sí, las voces de Bob Marley y Aretha Franklin nunca dejan de sonar pausadamente en el Miguel’s Caribbean Cuisine cuando Michael, que también es el chef del restaurante, prepara alguna de sus especialidades y las sirve a sus clientes.

Instalaciones del restaurante

Instalaciones del restaurante. Foto: Cosasdecome.

La mayoría de ellas tienen un denominador común: están cocinadas al ‘estilo Jerk’, autóctono de Jamaica, y en el que la comida es marinada durante 24 horas usando una salsa hecha a base de hierbas y especias, entre las que se incluyen las guindillas picantes jamaicanas. Adaptándose también a los estómagos más sensibles, Michael ofrece dos posibilidades en sus platos ‘Jerk’: la salsa dulce de naranja y chile, algo más suave, y la clásica picante Jerk. “La dulce es la preferida de los españoles aunque siempre suelen considerarla demasiado fuerte. A los americanos les gusta más la picante, que nunca lo es suficiente para ellos”, explica divertido el propietario del establecimiento.

La carta de Miguel’s Caribbeans Cuisine oferta varios platos principales. Entre ellos, Michael destaca el pollo Jerk como “lo más típico del Caribe”. Lo sirve acompañado de plátano macho frito, arroz con frijoles y ensalada. Además, prepara costillas de cerdo, gambas y hamburguesas de pollo, también al estilo Jerk. Mención aparte merece el cordero al curry, consistente en una interpretación particular del plato de cabra que en Jamaica se cocina con estas especias, y los boniatos fritos, a modo de largas patatas, que son una de la guarniciones más demandadas.

Un amplio surtido de ensaladas aliñadas con coco rallado y vinagreta de lima y los postres caseros de Michael completan la oferta del restaurante que tanta satisfacción personal proporciona a su propietario, que ya se considera tan roteño que ha castellanizado su nombre para incluirlo en el del restaurante. “Estoy muy contento. Me gusta el contacto con la gente de aquí. Incluso he pintado la barra del bar de azul intenso para que me recuerde al mar de Rota”

Intensos colores del local. Foto: Cosasdecome

Intensos colores del local. Foto: Cosasdecome

Además del azul, el amarillo mostaza y el naranja son otros de los alegres colores que predominan en Miguel’s Caribbeans Cuisine donde numerosos objetos evocan a la Jamaica de los padres de Michael. “También yo me he encargado de la decoración”, confiesa el propietario mientras comienza a sonar ‘No woman, No cry’ y uno de sus camareros prepara un Jamaica Run Punch, el cóctel elaborado con el ron jamaicano Wray and Nephew de 63 grados de alcohol. Para Michael, “la mejor de las maneras de concluir un almuerzo o una cena en este restaurante”. Y es que así, explosivo e intenso, sabe el reggae jamaicano. Al menos en Rota.

Más información sobre Miguel’s Caribbean Cuisine, aquí.