El restaurante de Chiclana estrena un curioso postre en el que una masa de rosco de Semana Santa envuelve el típico relleno de este dulce famoso europeo

 

El restaurante El Farito de Chiclana ha creado un curioso postre de fusión en el que une en un mismo plato un dulce típico de la Cuaresma andaluza, el rosco de Semana Santa, con uno de los pasteles alemanes más famosos, el strudel.

El juego que propone la cocinera Beatriz Aragón lo acaban de estrenar el pasado fin de semana para conmemorar el inicio de la Cuaresma. A Beatriz se le ocurrió sustituir la masa que envuelve la manzana en este postre por la que se utiliza para elaborar los roscos de Semana Santa.

La cocinera Beatriz Aragón. Foto: Cosasdecome

La cocinera Beatriz Aragón. Foto: Cosasdecome

Así prepara una masa de roscos con sus ingredientes habituales como la matalauva o la canela. La masa la estira hasta conseguir una pasta fina y corta dos circulos. Pone uno, lo rellena con manzana asada, ciruelas y uvas pasas y luego lo cubre con otro trozo de masa estirada, quedando una especie de berlina rellena.

El conjunto lo frien en aceite y se sirve templado con un helado. La idea del establecimiento es mantener este postre hasta que llegue la Semana Santa. La ración sale a 4 euros.

Beatriz ya ha creado otras curiosas recetas de fusión como las albóndigas de chicharrones de Chiclana (verla aquí).

Horarios, localización, teléfono y más datos del restaurante El Farito de Chiclana, aquí.

La guía gastronómica de Chiclana, aquí.