Se trata de arroces secos que se pueden encargar y llevar a casa en una paellera. La idea ha surgido a petición de los clientes.

 

Los clientes del restaurante jerezano A Mar querían disfrutar también en sus casas de los arroces, y en más de una ocasión habían pedido que se los vendieran para llevar. Sin embargo, el restaurante sólo lo hacía con los clientes con los que tenía confianza de que le fueran a devolver después su costosa paellera negra. Y es que llevárselo en una fiambrera, explica Julián Olivares, “no es lo mismo”.

Así que en A Mar han decidido comprar otra paelleras más económicas y así aprovechar el buen tiempo y las vacaciones, que hace que la gente organice comidas y barbacoas, para implantar el nuevo servicio de arroces para llevar. El sistema funciona por encargo; se puede pedir el arroz que se quiera (arroz negro, paella, al señorito…) siempre que sea seco, y para entre dos y 16 personas. Después se recoge en el establecimiento, donde se deposita una fianza por la paellera que se recupera una vez que se devuelve.

Más información sobre A Mar, aquí.