El Salao ofrece música y platos que sorprenden en un establecimiento playero. El Salao de Cádiz es el nuevo proyecto de tres socios procedentes de Arsenio Manila y El Pelícano, con Alberto Ramírez al frente de la cocina

La sugerencia de cocina, fuera de carta, del último día de junio: brazuelo de lechal al horno, causa limeña y pata de pulpo con puré de boniato. Muy de chiringuito no parece, pero la cuestión es que estos platos se pueden degustar en la playa, en Cortadura. Y es que, según el jefe de cocina, Alberto Ramírez, El Salao es un restaurante adaptado a un chiringuito.
Este establecimiento, inaugurado la noche de San Juan, ocupa el lugar del Pez Frito y es la nueva apuesta de tres socios, Raúl Cueto, Omar Osuna y Faly Hermida, lo que viene a unir a responsables de establecimientos como el Arsenio Manila del Paseo Marítimo, el café bar El Pelícano, el Nahú Beach, Bebo Los Vientos o la organización del festival No Sin Música. Con estos mimbres, no es de extrañar que el chiringuito una a lo gastronómico una clara vocación musical. Se inauguró con música en directo, y con música en directo seguirá los fines de semana del verano. Cuando acaban los conciertos, un DJ se encarga de amenizar las primeras horas de la madrugada.
Para cubrir el área gastronómica han contado con Alberto Ramírez, quien viene del Mau Mau de El Corte Inglés, especializado en comida asiática, y anteriormente del ya cerrado Rayuela de la calle Sopranis, de cocina latinoamericana. La carta unirá estas experiencias fusionando cocina gaditana y oriental con toques latinos. hay ceviches, algas al estilo japonés, y cocina más típica de un chiringuito gaditano como los chocos o el gallo.

En El Salao no hay tapas, sino medias raciones y platos que se pueden tomar en barra, en el comedor -tiene una capacidad para unas 60 personas, o en la terraza distribuida alrededor de la estructura. Las instalaciones, que son las mismas que las del Pez Frito, se completan con unas tumbonas.

El chiringuito permanecerá abierto, inicialmente, durante todo el verano. Sirven almuerzos, meriendas y cenas en un horario continuado, y también tienen helados, sorbetes y copas. Empiezan a las diez de la mañana y siguen funcionando hasta la madrugada. El horario de cocina es de una a cinco de la tarde y de ocho y media a once y media de la noche. El teléfono de El Salao es el 685 46 15 57.