El establecimiento ha cambiado por dentro y por fuera… Un nuevo jefe de cocina, con experiencia en restaurantes madrileños defenderá una carta muy diferente a la anterior.

El chiringuito Atenas de la playa de la Barrosa está abierto desde el 12 de mayo. Ya se puede disfrutar de unas renovadas terraza y sala para almorzar -el horario ahora es desde las once y hasta el anochecer- y a partir del 1 de junio también para cenar. Las instalaciones han cambiado, y pero la reforma, incluida la ampliación de la cocina, también afecta a la carta. Un nuevo jefe de cocina, Ramón Durán, será el encargado de defender una oferta gastronómica diferente a la de la temporada anterior. Durán, procedente de República Dominicana, cuenta con años de experiencia en restaurantes madrileños.

La carta el chiringuito comienza con una propuesta de platos para compartir: nachos, ensaladilla casera con guacamole, salmorejo, las croquetas de la casa, puntillitas con huevo, mejillones, tiras de pollo crujientes con dos salsas, hummus con miel de caña, espárragos con ali olio de cebollino, langostinos villaroy, virutas de foie de pato o almejas al oloroso son las propuestas.

A continuación, las ensaladas. La primera es la de la casa, con pollo y bacon crujiente, tomate seco, soja, miel y mostaza. La segunda es una ensalada de tomate de Conil con melva canutera y aceitunas kalamata, y la tercera es una mixta con productos de la huerta local. Tagliatele fesco, linguini boloñesa, canelón de rabo de toro, paella, arroz a banda y risotto de verdura protagonizan la sección de pastas y arroces.

Entramos en la zona de pescados. Aquí podemos escoger comer como en un freidor a la antigua usanza, con pescaíto frito en cartucho. Hay boquerones, cazón en adobo, chocos fritos, puntillitas de calamar, acedías de Sanlúcar y tortillitas de camarones. Pero no sólo preparan el pescado frito: hay bacalao al horno, pescado del día al aceite o al horno y atún, mucho atún: tacos a la plancha con pisto, tartar con salsa picante, ventresca a la plancha con mermelada de pimientos del piquillo, morrillo a la plancha, sashimi y Atenastun, que es la versión del establecimiento del carpaccio de atún rojo para aderezar. De hecho, este año el establecimiento participa en la Ruta dedicada al atún de Chiclana, que se celebra desde el 24 de mayo (más información aquí).

En carnes, el chiringuito apuesta por la hamburguesa de retinto, el costillar con salsa barbacoa a baja temperatura, el solomillo de ternera rustido, la payarda de ternera y albóndigas de secreto. Y para finalizar, un repertorio de postres: tarta de zanahoria y de queso, brownie, mousse de chocolate, frutas del día y sorbete de limón.

Desde el establecimiento destacan no sólo sus elaboraciones, sino también los productos: este año han traído, por ejemplo, el afamado pan de La Cremita. Además, ofrecen conciertos durante la temporada.