El bocadillo de costillitas de cerdo deshuesadas del bar Pichaco
Recomendación
El bocadillo de costillitas de cerdo deshuesadas del bar Pichaco
Establecimiento
Fecha recomendación
Descripción

Eugenio Camacho señala: “Mientras endulzo el descafeinado de máquina con leche llega la primera mitad. El pan está tostado, abierto y muestra en una parte la manteca de la salsa anaranjada por el adobo y solidificada por la temperatura de la nevera. En la otra, la carne de la costilla deshuesada sobre una leve capa de la gelatina de la salsa. Difícilmente puedo contenerme para hacer las fotografías antes de unir una y otra rebanada y estrujarlas contra el plato para que se fusionen el pan caliente y el frío del guiso. Resultado extraordinario que empiezo a saborear y a disfrutar al momento. Con la potencia y suavidad habituales de la carne de cerdo, la mejor que es la que está pegada al hueso, y el condimento con el que se está recreando el paladar.”

El tapatólogo realiza una crónica más amplia de su visita al restaurante Calamar en su blog Abocallena que publica en el periódico La Voz del Sur. Pinchar aquí para leerlo entero.

La foto de arriba es del bocadillo de costillita en salsa y ha sido realizada por el tapatólogo Eugenio Camacho.