Torta del Lunes de Quasimodo
Receta
Torta del Lunes de Quasimodo
Descripción

La historia de la torta tiene su origen en 1715. Entonces hubo en Olvera una gran sequía. El Ayuntamiento decidió sacar a la patrona de la ciudad, la Virgen de los Remedios, de su ermita situada en las afueras y traerla hasta el pueblo. El día 15 de abril la volvieron a sacar en procesión para llevarla a su ermita. Ese día llovió. Desde entonces tiene lugar ese día, coincidiendo con el segundo lunes después del domingo de Resurrección, una romería donde se come esta torta que se adornaba con huevos decorados. La composicion de la torta, conocida también como torta del Lunes de Quasimodo, es parecida a otros dulces de la provincia que se conocen como torta de aceite o también como torta de pellizco, en el caso de Alcalá de los Gazules (más información aquí).

Ingredientes

Para una torta

  • 15o gramos de aceite de oliva virgen extra de Olvera
  • 250 gramos de azúcar
  • Piel de un limón (sin la parte blanca del interior, sólo lo amarillo)
  • 20 gramos de matalahuga
  • 20 gramos de ajonjoli
  • 100 gramos de almendras crudas
  • 5 gramos de canela molida (más un poco más para decorar la torta)
  • 1 kilo de masa de pan
  • 1 sobre de levadura
  • almendras crudas para decorar
  • azúcar
Elaboración

Preparamos la masa de pan con harina, sal y agua y la dejamos reposar durante varias horas. Freimos las almendras y la matalahuga. Mezclamos el aceite con las almendras y trituramos las especias y el azúcar. Por último, lo mezclamos todo y vertemos sobre un papel de estraza ya untado previamente con aceite de oliva. Espolvoreamos con ajonjoli y azúcar sobre la torta y la metemos en el horno a 240º de 18 a 2o minutos. Sacamos cuando esté dorada. Se come una vez que esté fria.

Esta receta se recoge en el folleto “aceite de oliva virgen” editado por Consejo Regulador de la denominación de origen Aceite de la Sierra de Cádiz.

Este dulce, aunque es típico del Lunes de Quasimodo, lo hace ya todo el año la pastelería La Gloria de Olvera.

José Manuel Vilchez, el maestro pastelero de este establecimiento, señala que ellos no le añaden limón ya que no lo indica la receta que ellos consideran tradicional. En la pastelería tienen incluso unas cajas para regalo para envolver las tortas.