La familia Fontao, los de la marisquería de la playa con el mismo nombre,  mantiene la gerencia. El establecimiento está especializado en carnes a la parrilla y arroces

El establecimiento era una referencia en Chiclana a principios del siglo XXI. Sin embargo la crisis, hizo que la familia Fontao decidiera cerrar este local, de amplias dimensiones y con capacidad para 250 comensales, para centrarse en la marisquería que tienen en la segunda pista de la playa de La Barrosa, un local que también están remodelando ahora con la intención de poder así mantenerlo abierto durante todo el año, al igual que quieren hacer con el que acaban de reinaugurar ahora.

Casa Bernardo abrió de nuevo sus puertas el pasado sábado 1 de abril. No ha variado su aspecto. Jesús Fontao Ramos, el gerente del establecimiento señala “que el local estaba en muy buenas condiciones ya que se construyó en 2004. Hemos mantenido la estética y tan sólo hemos cambiado algunas zonas. También vamos a crear en las próximas semanas una nueva zona de tapas en uno de los comedores, donde pondremos mesas altas para dedicarlo al tapeo, por lo demás todo sigue igual en cuanto a la decoración”.

El sitio impresiona, tiene dos plantas y su aspecto es el de un gran chalet. Está en la carretera de La Barrosa, en el cruce en el que se distribuyen todos los tráficos hacia la playa y muy cerca también de otro nombre muy conocido en la hostelería de la ciudad, Casa Mayte.

Jesús Fontao, el gerente del establecimiento, en la puerta principal de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome

Jesús Fontao, el gerente del establecimiento, en la puerta principal de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome

Bernardo Fontao Sánchez abrió el establecimiento en 1996. Isleño de nacimiento y relacionado con el mundo del marisco desde 1991 se hizo con la gestión de la Venta del Aguila que fue transformando poco a poco en un restaurante especializado en mariscos, pescados, carnes a la parrilla y arroces. El negocio fue prosperando y en 2004 hicieron una gran remodelación dotando al local de 2 plantas y colocando una de los primeras parrillas especiales para asar carnes de la ciudad.

Sin embargo, Fontao, que puso en marcha en 2002 la marisquería de la playa, ante la crisis económica, decidió cerrar este primer local y centrar sus esfuerzos en el local situado junto a la Barrosa.

Ahora, la familia “como la cosa parece que mejora”, señalan, han decidido reabrir la “casa fundacional” y, además, con la intención de mantener abiertos los dos locales durante todo el año, lo que pone bien a las claras la intención de los hosteleros de Chiclana de dar de lado a la idea de estacionalidad de la población.

De hecho la hostelería de la ciudad ha pegado un importante salto cualitativo en los últimos años y uno de los locales que han protagonizado esta revolución ha sido Casa Bernardo (leer aquí reportaje sobre la mejora de la hostelería en Chiclana).

Uno de los comedores de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome

Uno de los comedores de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome

Jesús Fontao Ramos es miembro de la segunda generación de la familia. Se hace cargo de la gerencia de Casa Bernardo, mientras que su hermano Victor se hace cargo de la marisquería. El padre será el que coordine los dos negocios.

La oferta del nuevo restaurante se centrará en dos patas. Por un lado las carnes hechas a la parrilla  y por otro los arroces.

Las carnes se elaboran en un horno “Hosper”, muy famosos por su calidad, alimentado con carbón. En el se asan ternera de varias clases, entre ella la de retinto, además de cordero o carnes de cerdo ibérico.

El segundo atractivo serán los arroces. Los hay marineros pero la intención es tenerlos también de carne y de caza. Así, aunque no están en carta, quieren incorporar un arroz con conejo u otro con carne de venado.

Para comandar las cocinas han contratado al cocinero de San Fernando Francisco Javier León Torrejón.

La carta se completa con aliños, pescados fritos, ensaladas y revueltos. No faltarán tampoco los mariscos. Se podrá pedir tanto en platos como en medias raciones.

Una de las novedades es que como postre se puede tomar la famosa tarta de almendras de las monjas de Chiclana.

Pero además se podrá comer de tapas. A ello se destina la barra y la terraza del local, además de un comedor que todavía no está habilitado. Habrá una quincena de propuestas que variarán cada quince días.  En la actual hay papas aliñás, ensaladilla de marisco, rabo de toro o carne de venado.

La propuesta gastronómica es tradicional.

Los Fontao también han hecho cambios en la marisquería de La Barrosa, un local también de grandes dimensiones. Allí han cambiado la terraza que se cubrirá con unos paneles de cristal que permitirán disfrutar del espacio durante todo el año sin perder de vista el mar. La idea es así mantener abierto el local no sólo en temporada de playas.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Casa Bernardo, aquí.

Más información sobre la marisquería Casa Bernardo, aquí.

Si quiere leer más reportajes como este y seguir la actualidad gastronómica de la provincia suscribase al boletín informativo semanal de Cosasdecome. Pinche aquí para suscribirse.

Zona de barra de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome

Zona de barra de Casa Bernardo. Foto: Cosasdecome