Tras el cambio de gerencia, la comida del establecimiento se hace más casera.

 

Las Cuadras es una especie de tabanco que se ubica en la antigua cochera y trastero de un inmueble jerezano del siglo XIX. Abrió al público en 2013 con una selección gastronómica basada en el tapeo en frío, aunque también tenían algunas elaboraciones en caliente. Desde hace dos meses, y después de que un grupo de socios se hayan hecho con el negocio, los guisos tradicionales se han convertido en los protagonistas.

La idea era potenciar la carta gastronómica reformando especialmente la cocina tradicional de la zona que se sirve en fomato de tapa a ración. Así aparecen por Las Cuadras  berzas, menudos, ajos camperos… elaborados con ingredientes de aquí, como el aceite o los vinos de Jerez, integrados en recetas (por ejemplo, en la carrillada al oloroso). Explican desde el establecimiento que están haciendo mucha patria, sobre todo en lo que concierne a los productos. Eso sí, en el caso de los eventos se puede optar por una carta más innovadora.

Indican desde Las Cuadras que han tenido especial cuidado a la hora de fijar los precios, ya que pretenden que una oferta accesible junto a platos más especiales, entre los que citan el entrecot de retinto o un jamón ibérico de calidad. “Hay un repertorio de precios”, explican.

Más información (horario, teléfono, dirección) sobre este establecimiento, aquí.