En Cádiz, en Vejer, en San Fernando, El Puerto, Conil y en Chipiona. Nuevos establecimientos abren sus puertas coincidiendo con el inicio de la temporada estival

Desde una cafetería con una oferta diferente hasta la cocina más tradicional. Varios establecimientos abren sus puertas cuando comienza la cuenta atrás para la temporada estival.

El recorrido por las aperturas comienza con un desayuno en Cádiz, cerca de la plaza de Mina, donde Distopia ofrece café con galletas gigantes de Pan de Aida o con galletas ecológicas de la Ecotienda de San Miguel, entre otras alternativas. Un repertorio de bebidas selectas y los conciertos tempraneros (de tarde-noche) buscan diferenciar el nuevo establecimiento de Enrique de las Marinas. Más información aquí.

Vamos rumbo a San Fernando, a la plaza del Rey, donde Manolo Acosta ha transformado sus Cuarenta calentitos y un botellín en D’Litos Center. El local, totalmente renovado, ofrece ahora snacks, cervezas y las tapas típicas de Litos, que cuenta con cuatro establecimientos repartidos entre La Isla y Chiclana. Más información aquí.

El Puerto. En La Abadía han decidido recuperar la tradición de las abacerías de una forma bastante especial: en la plaza de España se pueden encontrar vinos diferentes y de nombres tan llamativos como Teta de vaca. Han intentando buscar una oferta diferente, con vinos de calidad pero con precios moderados, que sirven con las tapas frías típicas de estos establecimientos o venden por botellas. Más aquí.

Ponemos rumbo a Chipiona, donde Antonio Vega, antes dueño de El Camarote (que sigue abierto con nueva dirección) ha inaugurado Casa Mila en la confluencia de Isaac Peral con Fray Bernardo González. La oferta se basa en cocina tradicional con presentaciones muy cuidadas. Ver más en este enlace.

El recorrido concluye en La Janda con dos nuevas aperturas, una en Vejer y la otra en Conil. En el centro de Vejer ha abierto Atún y Chocolate, un establecimiento que ofrece especialidades del atún, dulces y copas, en el ambiente creado por la roca y la madera predominantes en una esmerada decoración. Más aquí. En Conil, la novedad es Matajambre Take Away, un establecimiento de comida para llevar que buscará matar el hambre este verano de los que salen de marcha… y de los que vuelven a casa de madrugada. La especialidad es el submarino, un perrito caliente en el que el pan se sustituye por una masa abuñuelada. Más información en este enlace.