Aponiente elabora un nuevo embutido con lomos altos de lubina, que se une a su extensa charcutería marina, y ha elegido un vino blanco de Trebujena para dar la bienvenida a sus clientes. No es la única novedad: el sumiller del establecimiento ha conseguido un nuevo reconocimiento, el premio Urta de Oro.

 

La mortadela tiene aire de embutido humilde, como de bocadillo escolar de fin de mes, pero esta la sirven en un restaurante con tres estrellas Michelin: Aponiente.

La mortadela acaba de unirse al repertorio de embutidos marinos de Ángel León y tiene truco. Se trata de una mortadela del mar hecha de lomos altos de lubina triturados para luego usar las partes más grasas, como la ventresca, picada a cuchillo, y así aportar más jugosidad. Después, se mezcla lentamente con pimienta, ajo viejo y bayas de mirto.

En el Restaurante de Ángel León ronda ya la veintena de embutidos marinos. La mortadela es la novedad de este año, junto a la papada y una versión nueva de la sobrasada. Actualmente, en el molino de mareas hay chorizo, salchichón, butifarra, salami, fuet, sobrasada, mortadela, papada, galantina, pate arencónes, paté en costra, morcilla, caña de lomo, morcón, jamón marino, salchicha, panceta, botillo y chopped.

Otra novedad que ha dado a conocer recientemente Aponiente es una incorporación como copa de bienvenida de un vino elaborado por la Cooperativa de Albarizas de Trebujena. Se trata de un vino blanco del año , servimos como copa de bienvenida este vino blanco del año realizado artesanalmente a partir de los mostos más puros mostrando la frescura de la palomino fino y la tipicidad de la tierra albariza. Ha sido seleccionado especialmente por el equipo de sumillería del restaurante, encabezado por Juan Ruiz-Henestrosa.

Recuerdan desde el establecimiento que Trebujena ha sido el gran proveedor de mosto tanto como para Jerez como para Sanlúcar, las dos famosas localidades del vino. «Creemos que nunca se le ha dado importancia suficiente a este pueblo. Esta temporada hemos querido darle su sitio y agradecerle su labor por los vinos de Jerez». De hecho, la propia cooperativa reivindicó su papel embotellando bajo su propia marca -Castillo de Guzman- sus vinos el pasado año para celebrar su cuarenta aniversario. Más datos aquí.

El sumiller roteño Juan Ruiz-Henestrosa Campos, Urta de Oro 2019

Como viene siendo tradicional en la Feria de Primavera de Rota, el pabellón municipal ha acogido la reunión de la Orden de la Urta de Oro, que este año ha decidido conceder al sumiller roteño Juan Ruiz-Henestrosa Campos este galardón, que reconoce la labor de los roteños que dan proyección turística al municipio.

Este premio se suma a los que ya tiene este sumiller profesional, y galardonado entre otros reconocimientos con el Premio Nacional de Gastronomía en la categoría de sumiller.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome