Una oferta de tres guisos caseros diferentes y modificados a diario es la propuesta del joven empresario Fernando Javier Díaz Cote en este establecimiento de reciente apertura ubicado en Campamento (San Roque).

 

Con la intención de hacerse su propio hueco frente a lo que considera una excesiva proliferación de establecimientos de montaditos y canapés en el Campo de Gibraltar, el joven hostelero Fernando Javier Díaz Cote ha creado el Mesón El Cuchareo. Un local cuyo nombre encierra en sí toda una declaración de intenciones.

Y es que los guisos son los protagonistas indiscutibles de una carta que Javier modifica diariamente para incluir nuevos platos de ‘cuchareo’ cocinados con productos de la zona: moruna de sardinas, sopa de tomate con boquerones o fideos a la marinera encabezan la oferta gastronómica de este establecimiento donde nunca faltan el salmorejo, el gazpacho o los callos, su producto estrella. Tras su elaboración se encuentran las manos y el saber hacer de Ignacio Díaz, padre de Javier, quien durante años regentó el restaurante Vistamar del puerto linense de La Atunara donde Javier atesoró su experiencia de más catorce años en la hostelería.

Los guisos del Mesón El Cuchareo se sirven habitualmente en los tradicionales platos de duralex y, en el caso de las tapas, en pequeñas cacerolas que poseen incluso su propia tapadera.

Mientras ya idea las nuevas incorporaciones invernales para su carta, entre las que incluirá berzas, coles y tagarninas, Javier también oferta arroces por encargo y otros platos caseros como el venado en salsa, la carrillada o los riñones al Jerez, que completa con un amplio surtido de tapas para consumir en barra.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

El Cuchareo ofrece un mínimo de tres guisos distintos cada día

El Cuchareo ofrece un mínimo de tres guisos distintos cada día