Bajo la marca “Yodo”, con la que ya sacaron también un fino para el restaurante, harán 1000 botellas de una saca de especial calidad

Aponiente también tendrá un Jerez muy  especial para su temporada de 2017, una especie de vino de la casa ya que el Amontillado Yodo, una marca creada por el propio establecimiento, tan sólo se podrá tomar en el restaurante de Angel León en El Puerto de Santa María.

El vino procede de las bodegas Lustau con sede en Jerez y una de las filiales del grupo Caballero que tiene sede en El Puerto. El vino elegido descansa precisamente en unas botas situadas en El Castillo, unas de las más singulares bodegas de la fima, situada junto a una fortaleza medieval.

La selección y proceso de crianza de este fino ha sido directamente controlada por el enólogo Sergio Martínez, de bodegas Lustau, en colaboración con el jefe de sala de Aponiente, Juan Ruiz Henestrosa, otro gran conocedor de los jereces, que tienen un gran protagonismo en el restaurante gaditano de Dos Estrellas.

Ambos relataron hoy viernes, en que han presentado el proyecto, las características especiales de este vino del que se editarán 1000 botellas de 0,75 litros con un etiquetado especial diseñado con motivo marinos por Andi Rivas, un diseñador gráfico gaditano de prestigio internacional afincado en el Reino Unido (más información aquí).

Se trata de un vino de larga crianza envejecido por un sistema poco habitual en el Marco, el de “soleras invertidas” señaló Sergio Martínez. Esto consiste en situar lo más cercano al suelo la bota donde se cría el vino con lo que según el enólogo se obtienen mejores resultados.

El amontillado se servirá en las comidas de Aponiente.

Este es el segundo vino que se crea bajo la marca Yodo. En 2016 la bodega y el restaurante también crearon un fino especial para el restaurante (más información aquí).

Representantes del restaurante y de la bodega brindan con el nuevo vino en El Castillo de San Marcos, la bodega donde se ha criado. En la foto aparecen el enólogo Sergio Martínez, Juan Ruiz Henestrosa, Angel León, propietario de Aponiente, Luis Caballero, presidente del grupo Caballero, propietario de las bodegas Lustao, y el director del grupo empresarial Luis Luengo. Foto: Cosasdecome

Representantes del restaurante y de la bodega brindan con el nuevo vino en El Castillo de San Marcos, la bodega donde se ha criado. En la foto aparecen el enólogo Sergio Martínez, Juan Ruiz Henestrosa, Angel León, propietario de Aponiente, Luis Caballero, presidente del grupo Caballero, propietario de las bodegas Lustau, y el director del grupo empresarial Luis Luengo. Foto: Cosasdecome