El restaurante de los hermanos Torres con dos estrellas Michelín abre el ciclo “Cenas con Estrella” del Universo Santi que también traerá a Jerez para ofrecer su cocina a establecimientos de la élite internacional como Can Roca o Martín Berasategui

 

Les llaman guisantes “lágrima”…debe ser por las lágrimas de alegría que producen. Son muy pequeños y su forma recuerda a eso, al líquido que sale de los ojos cuando algo te toca la tecla de la emoción.

Lás lágrimas de chicharitos, como por aquí llamamos a los guisantes, porque hay confianza con ellos, bien podrían provocar lágrimas de las otras porque el plato servido en la cena en el restaurante Universo Santi de Jerez por el restaurante de los Hermanos Torres de Barcelona fue para mojar 23 rebanás del pan del Horno La Cremita de Chiclana que pusieron para acompañar el evento.

La cena ofrecida por los Hermanos Torres en el restaurante Universo Santi de Jerez, que tuvo lugar el pasado jueves 21 de marzo, fue la inauguración de un ciclo de eventos que traeran hasta la ciudad a otros cocineros de prestigio como Nandu Jubany, del restaurante Can Jubany (una estrella Michelín), que ofrecerá una cena el próximo 11 de abril, los hermanos Roca del Celler de Can Roca (3 estrellas), que ofrecerán otra el 23 de mayo y Martín Berasategui (3 estrellas) que cerrará el ciclo el 19 de junio acompañado del cocinero David de Jorge.

De esta manera estos grandes cocineros ofrecen su apoyo a Universo Santi un singular proyecto educativo y gastronómico ubicado en en la finca El Altillo de Jerez y que pretende introducir a personas con discapacidad en el mundo de la hostelería y, especialmente en el de la alta cocina.

El proyecto comenzó a funcionar, apadrinado por la Fundación Universo Accesible, en el año 2017 de la mano de varias empresas que han aportado fondos para el restaurante y escuela de cocina y también con la apuesta personal de la familia Santamaría, los herederos del cocinero Santi Santamaría, un profesional que llegó a la élite de cocina mundial y con una gran personalidad y un discurso basante original dentro de la profesión. De hecho las cocinas del establecimiento son las que había en Sant Celoni, el establecimiento que hizo famoso el cocinero catalán.

La idea consiste en que estos grandes cocineros diseñen una cena que luego sirven ellos mismos acompañados del equipo del restaurante. Medio centenar de personas acudieron el pasado jueves 21 de marzo a la convocatoria. Cada uno de ellos pagó 149 euros por el menú de alta gastronomía que degustaron, acompañado por vinos “en rama” de las bodegas Williams Humbert de Jerez y “panidados” con pan hogaza del prestigioso horno de La Cremita de Chiclana, que también trabaja con restaurantes de alta gastronomía.

El menú comenzó con unas lonchas de jamón ibérico de Montesierra, de Jerez, otra de las firmas que apoya el proyecto servido sobre una especie de pan de cristal para seguir luego ya con las creaciones de Los Torres. Hasta Jerez se desplazó Javier, uno de los dos hermanos que comanda el proyecto gastronómico, muy conocido además por el programa televisivo que mantienen y que presta especial atención al producto.

Javier Torres durante la presentación de la cena junto a la hija de Santi Santamaría y algunos de los cocineros que elaboraron la comida. Foto: Cosasdecome

Javier Torres durante la presentación de la cena junto a la hija de Santi Santamaría y algunos de los cocineros que elaboraron la comida. Foto: Cosasdecome

Torres se trajo desde Cataluña especialmente unos guisantes lágrima, una especialidad que, por cierto se está ya también plantando en algunos lugares de la provincia como Sanlúcar, que acompañó con una estratosférica salsa realizada con tocino ibérico y unas  casi transparentes lonchas como de tocino de jamón. Antes ya habían sorprendido en la mesa con una especie de bocadillo de pipas de girasol. El bocado consistía en una especie de barquillos, que recordaban aquellos “cortes de helado” que comiamos de pequeño y que iba relleno de una especie de crema de turrón que sabía a pipas de girasol. Los aperitivo se completaron con un tartar de pez limón acompañado con taquitos de manzana ácida y servido sobre media lima y unas bolitas rellenas de una crema de rábano picante.

Pipas de girasol heladas, otro de los platos que se sirvió en la cena. Foto: Cosasdecome

Pipas de girasol heladas, otro de los platos que se sirvió en la cena. Foto: Cosasdecome

También habría un bacalao con habas o un trozo de paletilla de cabrito lechal en perfecto punto de cochura. El postre eran varias texturas de chocolate.

Para reservar para las próximos “jueves con estrellas” de Universo Santi: Reservas en el 856662379 o por Whatsapp al 677840133. También a través de la web (ver aquí)