Es un chocolate calentito y muy denso, recubierto de nata y con mini oreos o lacasitos por encima, y ya han llegado al Café Bruma.

 

Se llaman suizos y es chocolate caliente -tan espeso que hay que comerlo a cucharadas- nata y un añadido dulce  por encima que pueden ser trocitos de galletas, lacasitos o mini oreos.

El Café Bruma anunciaba esta novedad hace unos días; se trata de una especialidad que han visto en Barcelona y que está gustando a sus clientes. Explica Daniel Batista, barista y propietario del establecimiento, que para hacer lo vaporiza un chocolate de bastante calidad: la idea es que quede lo bastante espeso. A continuación iría la nata, también muy densa, y por último los pequeños dulces a elección del cliente. No es el típico chocolate que acompaña a una tarta; es es de por sí una merienda, ya que no se suele combinar con ninguna otra cosa. El precio del batido es de 2 euros.

Más información sobre esta cafetería isleña, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome