Comienza la temporada de volaores en la localidad. El sector pesquero se plantea acabar con el secado casero de este pescado y establecer cupos de captura para mejorar la trazabilidad.

 

Cada verano, en el barrio de La Atunara se puede ver cómo los volaores ‘toman’ en sol. En este barrio se realiza tradicionalmente el proceso de secado de este pescado, llamado así por su capacidad de planear unos metros sobre el agua. Esta temporada ya se han iniciado la capturas y hay volaores disponibles en La Línea, aunque para el sector pesquero, lo que no debería repetirse es la típica y llamativa escena de los cordeles llenos de volaores en calles y azoteas.

El presidente del Grupo Acción Local de Pesca Litoral Cádiz Estrecho, Nicolás Fernández, explica que es Herpac quien está haciendo actualmente el secado de los pescados con todos los requisitos legales, y que este año el sector ha intentado que sólo se venda a la industria para evitar los secaderos espontáneos, que no tienen  garantías pero son mucho más baratos. Este año no se ha conseguido evitar el secado en cordeles, por lo que para el año que viene se plantea tomar una nueva medida: cuotas de captura que permitan mejorar la trazabilidad de los pescados.

En todo caso, los volaores están ya disponibles. Lo tradicional es comerlos a pellizquitos o bocaos, una vez limpios y secos, aunque también se pueden utilizar para recetas como un salmorejo o unas patatas aliñadas. Puedes ver cómo se hace el salmorejo y cómo es el proceso de secado en esta receta, y también en el vídeo que puede verse arriba y que pertenece a la colección Cádiz en salsa. El video fue grabado en el año 2012.

¿Quiere conocer en detalle como es la tradición de los volaores en La Línea? aqui un reportaje

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome