Don Pan, Antonia Butrón y Maype anuncian la llega de estos esperados dulces otoñales.

 

Son de las cosas que hacen temporada. Una vez vistos en un escaparate, sabemos que ya no estamos en un verano largo, sino en un otoño cálido. Nos habían dado ya tres avisos de que esto iba a ocurrir: los anuncios televisivos de coleccionables, la vuelta a los pupitres y la tercera y definitiva señal, la llegada de los huesos de santo. Quizás por eso se ha liado a llover en cuanto las onduladas y coloridas barritas han aparecido en las pastelerías.

Don Pan las tiene desde el viernes 5 de octubre, de fresa, yema, chocolate y batata. De momento, porque próximamente introducirá más sabores, como el turrón. En los establecimiento de esta firma se pueden comprar estos dulces a 26 euros el kilo. Más información sobre Don Pan, aquí.

El Obrador Artesanal Antonia Butrón ha empezado a elaborar el dulce para el Puente de la Hispanidad, y los tiene desde el día 12 de octubre. Son de fresa, de trufa, de pistacho y de yema, aunque el surtido se irá ampliando a medida que avance la temporada. Explican desde el establecimiento que sus huesos de santo son naturales al cien por cien. Lo habitual, explica, es que las pastelerías compren los canutillos ya hechos y le pongan su relleno, pero ellos realizan todo el proceso. Y hacer todo el proceso de este dulce no es precisamente rápido. Muelen la almendra marcona, se elabora el canutillo, se deja reposar, se glasea, se decora… hacer uno de estos dulces que “saben a siempre” lleva dos días.

Los huesos de santo cuestan 3,5 euros los cien gramos. Más sobre Antonia Butrón, aquí.

También desde la semana pasada los tienen en Maype, en la calle Corneta Soto Guerrero de la capital gaditana, de yema, batata, chocolate, fresa y sidra. El precio: a 8,50 el cuarto y 34 el kilo. Más informacion sobre este establecimiento, aquí.

Pesadilla antes de Tosantos

En Pesadilla antes de Navidad,de Tim Burton, Halloween secuestraba a la Navidad. En la vida real está ocurriendo lo contrario. Y es que este año las grandes superficies han batido un nuevo recórd en su intento de adelantar cada vez más la campaña navideña: los turrones y polvorones han llegado antes a las cadenas de supermercados que los huesos de santo a las pastelerías, no fuera a ser que a alguien le apeteciera comer mazapanes en la playa. Nos queda un consuelo: todavía no han enchufado los villancicos.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome