Mucha claridad. Todo el local está rodeado de grandes ventanales. Muebles blancos y a la entrada la reliquia de la familia, la colección de jereces del padre de los hermanos Grimaldi, que durante muchos años regentó “El Buen Comer”, un establecimiendo donde dieron sus primeros pasos Gonzalo (37 años) y Jesús (41) Grimaldi.

El pasado viernes 21 de abril inauguraron su nuevo bar de tapas y restaurante. Sustituye al que abrieron a finales de 2014 en la calle Cobre, y en el que han conseguido bastante éxito. Ahora, trasladándose a un lugar más céntrico y donde se está concentrando una potente oferta gastronómica, la zona situada frente a Hipercor, esperan logran más éxito.

El establecimiento tiene capacidad para más de 100 personas, entre la barra y las mesas que están alrededor. A ello hay que sumar la terraza. Han sido ellos mismos los que se han ocupado de la decoración, muy limpia y con cierto aire de gastrobar. Con ellos ha colaborado la firma Artemisa de Jerez, que se ha ocupado de la decoración floral del establecimiento.

Los Grimaldi continuarán en su línea. Gonzalo, atendiendo al público y Jesús al frente de la cocina donde desarrolla una cocina con base tradicional pero con una decoración muy cuidada y bastantes toques innovadores.

Los hermanos Grimaldi a las puertas de su nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

Los hermanos Grimaldi a las puertas de su nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

La carta conserva todos los éxitos del anterior Hermanos Grimaldi. Se puede comer a base de tapas o con medias y raciones. Todo está pensado para compartir. La idea es que se pueda comer por entre 14 y 18 euros. Lo cierto es que la mayoría de las raciones están por debajo de los 10 euros.

Tienen un poco de todo. Desde ensaladas a frituras, platos de cocina, tostas y un apartado final de sugerencias del cocinero donde se recogen los platos más creativos de Jesús Grimaldi.

El cocinero se inició en el bar de la familia, El Buen Comer. La tradición hostelera familiar la comenzó el abuelo de los Grimaldi que tuvo la venta Los Santos Inocentes, ya desaparecida. Jesús ha estado luego como profesor, al igual que su hermano, en la Escuela de Hostelería de Jerez hasta que en 2014 abrieron su primer establecimiento.

La nueva carta irá cambiando por temporadas y presenta algunas novedades. Así han incorporado unas albóndigas de merluza con puerro y gambas, un falso creps con una mezcla de morcilla, queso y langostinos o un foie de pato elaborado por ellos mismos y presentado sobre un brioche.

Vista del nuevo establecimiento de los Hermanos Grimaldi. Foto: Cosasdecome

Vista del nuevo establecimiento de los Hermanos Grimaldi. Foto: Cosasdecome

Jesús Grimaldi destaca que en esta nueva etapa quieren dar mucha importancia a los jereces, tanto en la carta de vinos, donde están muy presentes junto a los vinos de la provincia de Cádiz como en su uso como ingrediente de los platos.

La última novedad se refiere a los postres. Aquí la carta es completamente nueva y quieren darle un fuerte protagonismo a este apartado. Ofrecen hasta siete especialidades que se inician con un homenaje a la dulcería jerezana tradicional con una propuesta en la que combina dos clásicos como la leche frita y el tocino de cielo. Hay también una mousse de chocolate blanco con queso Mascarpone y galleta Oreo y otra propuesta titulada “Dulce pecado de Eva” que lleva un tatin de manzana asada combinado con un sorbete de limón.

Horarios, localización, teléfonos y más datos de Hermanos Grimaldi, aquí.

Más información gastronómica de Jerez, aquí.

Los vinos de Jerez son protagonistas de la decoración del establecimiento. Foto: Cosasdecome

Los vinos de Jerez son protagonistas de la decoración del establecimiento. Foto: Cosasdecome