Raúl Cueto (Arsenio Manila),  Alejandro Aragón (Charlotte) y la empresa Finversur proyectan “Musa Lima” un nuevo restaurante en el edificio Reina Victoria que quieran abrir antes del verano. El local, que combinará art decó y un aire tropical, será diseñado por Alvaro Linares y su oferta gastronómica girará en torno a la cocina Nikkei y saludable que combinarán con las copas

 

Musa Lima es un juego de palabras. La idea es evocar algo exótico, con colores, elegante, como recreando un establecimiento del pasado siglo situado en El Caribe. La Musa es la planta donde crecen las bananas y la lima es parecida al limón, un fruto que es el principal aroma utilizado en Hispanoamerica. Tiene fama de ser más sutil que el limón y en la cocina Nikkei, una de las que está ahora de moda en el mundo, una mezcla entre lo japonés y lo peruano, es un ingrediente fundamental.

Esta cocina, la de los ceviches, que aún no está muy presente en Cádiz será uno de los atractivos de Musa Lima. Las credenciales del establecimiento no pueden ser más atractivas. Lo ponen en marcha dos hosteleros de los de primera división de Cádiz. Por un lado Raúl Cueto, alma mater de sitios como Arsenio Manila, Nau Beach o Bebo Los Vientos, todo un especialista en lo que es traer nuevos conceptos gastronómicos a la ciudad. El segundo socio es Alejandro Aragón, que regenta Charlotte, un establecimiento del Paseo Marítimo con prestigio en el tema de las copas. Estas serán otra de las patas fundamentales del proyecto. El tercer socio es la empresa gaditana de inversiones, Finversur.

Pero el proyecto lleva guinda y es que el desarrollo de la idea la lleva a cabo el interiorista gaditano Alvaro Linares, un profesional que realiza proyectos en diversos puntos del mundo pero que mantiene sus oficinas en la avenida principal de Cádiz. Linares que está detrás de locales de éxito como La Despensa, Arteserrano o Marruzella, también está trabajando en proyectos de gran envergadura como el mercado gastronómico que se proyecta en la antigua estación de trenes. Recientemente también ha hecho una llamativa remodelación del restaurante Antonio de Zahara de los Atunes. De la parte técnica se ocupa el arquitecto Venancio González

Musa Lima se situará en la esquina entre el Paseo Marítimo y la calle Brasil en lo que se conoce como la milla de oro de la hostelería gaditana, justo al lado de la cervecería La Marea y donde ha estado ultimamente un local de la franquicia Pans&Company. El establecimiento ocupa dos plantas, una baja de 175 metros cuadrados y una segunda de 100 metros, que en principio se utilizará para atender a grupos. A ello hay que unir uno de los grandes tesoros del local su terraza. Aquí es donde quieren sorprender especialmente estos hosteleros. “Estamos trabajando en ella pero queremos que sea espectacular, que por si sola sea ya un atractivo”.

El proyecto abarca dos “bares en uno”. Ambas zonas, una dedicada a restaurante y otra a copas, estarán diferenciadas pero se podrán utilizar indistintamente. “Un espacio será más cómodo para copas, pero también se podrá comer cuando haya servicio de restaurante y lo mismo ocurrirá con las mesas del comedor. Serán más apropiadas para comer, pero no habrá inconveniente en que se usen para el copeteo”.

La idea de los empresarios es que Musa Lima funcione para el próximo verano. El interior, cuyo proyecto tiene ya muy avanzado Alvaro Linares “será algo novedoso en la ciudd”, indica el interiorista. La inspiración la ha encontrado en los bares de copas que había el pasado siglo en la zona del Trópico. Adelanta que “habrá muchas plantas, mucha fruta, un mobiliario con un toque art decó, papeles pintados por las paredes…pero no te puedo decir nada más. Queremos que sea una sorpresa”.

La cocina, desarrollada por la empresa gaditana de equipamientos Unic, estará a la vista del público y como jefe de cocina estará el mayor especialista en cocina Nikkei de la Bahía, el cocinero de origen colombiano Alberto Ramirez. Fue el pionero en traer a Cádiz la cocina Nikkei cuando tenía el restaurante Rayuela en la calle Sopranis. Luego estuvo en Mau Mau también ha trabajado en Nahu Beach o en El Salao, dos establecimientos gestionados por Raúl Cueto. Ahora dirigirá las cocinas de este nuevo establecimiento en el que los “ceviches” y los “tiraditos” tendrán un gran peso específico. La estrella de la cocina Nikkei es el pescado crudo, una sensación que se pierde porque este se macera en cítricos y especias proporcionando un sabor muy fresco.

La oferta se complementará con carnes  y pescados a la parrilla, salteados también al estilo oriental (wooks) y frituras originales. El proyecto también tendrá aspectos llamativos como una barra hasta ahora no vista en la ciudad y que no será recta “y permitirá interactuar a los comensales” puntualiza Alvaro Linares.

El local profundizará también en las ideas de la cocina natural, con materia prima muy cuidada y sana, una línea en la que ya trabaja Raúl Cueto en Arsenio Manila.

En cuanto al tema de las copas la coctelería, a cargo del propio Alejandro Aragón, tendrá también mucha importancia en el establecimiento: “Jugaremos con los jereces, que están ofreciendo muchas posibilidades y propondremos incluso comer con cócteles realizados con jereces”.

El restaurante ya está seleccionando a su personal. Se pueden enviar los curriculums a las siguientes direcciones electrónicas:

  • Para camareros especialistas en copas: bartendermusalima@gmail.com
  • Para camareros: salamusalima@gmail.com
  • Para cocineros: cocinamusalima@gmail.com

En la foto de arriba aparecen por este orden Alvaro Linares, Alejandro Aragón, Javier Pacheco, que se encargara de los aspectos relacionados con la imagen del establecimiento, el cocinero Alberto Ramirez y Raúl Cueto.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Musalima, aquí

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome