La marisquería 3×5 de San Fernando ofrece estos días los camarones del porreo, unas quisquillas que se crían en el saco interior de la Bahía.

 

No son precisamente fáciles de ver. Los esquivos camarones del porreo han llegado a la Cervecería Marisquería 3×5 de San Fernando, donde los venden tanto cocidos como fritos a 10 euros el cuarto, según indican desde el establecimiento, donde han llegado así de vivitos (ver vídeo):

La verdad es que tampoco ha resultado muy fácil determinar el y-tú-de-quien-eres del camarón del porreo. Con este animalito, teníamos la duda sobre si era una especie distinta, o era el hábitat lo que la diferenciaba. Es lo segundo. Aquí hay que dar las gracias Antonio Gómez, director del Parque Natural Bahía de Cádiz, por ayudarnos a desenredar el lío que teníamos entre un buen puñado de especies de camarones y quisquillas, un enredo producido en buena parte porque en la Bahía se llame quisquilla a lo que en realidad es un camarón.

Al final, este es el resultado: son quisquillas (en realidad, camarones Palaemon serratus, denominados en Cádiz popularmente como quisquillas) que se crían en en el interior de la Bahía, sobre todo en Puerto Real pero también en Cádiz, Gallineras y Sancti Petri. Se llaman camarones de porreo porque viven en el porreo. Y el porreo son praderas de fanerogamas marinas, en concreto zoostera. No son algas, sino plantas marinas con todos sus avíos (flor, frutos y semillas) que forman praderas submarinas. Unas praderas que son, dicho sea de paso, un auténtico tesoro desconocido de la Bahía de Cádiz.

Por cierto, una cosa curiosa: en el vídeo se ve que algunos ejemplares portan huevas entre las patitas. Lo que no se ve en el vídeo es que vienen a ser entre 2.000 y 4.000 por bicho.

Más información sobre la Cervecería Marisquería 3×5, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome