Musakka, caciki, tarator con nueces… Damla, una joven turca que llegó a Cádiz para estudiar flamenco, lleva los sabores griegos al mercado central de Cádiz

Damla Ozturk se ha convertido en La Turquesa, la turca que ha traído los sabores griegos al Rincón Gastronómico del Mercado de Abastos de Cádiz. Así, al menos, se llama su puesto, el 49, con una decoración mediterránea en azules y blancos, decorado con colgantes marinos y una buganvilla pintada al fondo.

El surtido no es grande y se centra en algunas de las especialidades más conocidas, aunque introducen sugerencias que les permiten tantear el paladar gaditano. El repertorio habitual parasa por Kofte, Musakka, Berenjenas rellanas de carne y salsa griega, pastel de verduras con queso feta, arroz con almendras, ensalada griega, caciki (tzatziki), tarator con nueces y dulce. Esto último es lo más barato (1,5o euros), pero ninguna de los otros platos pueden considerarse caros: el precio sube, como mucho, a los 4 euros. Algunos de los platos son aptos para vegerarianos.

Damla atiende el puesto desde mayo junto a su tía, Ilkay Akgün, que le ayudará algún tiempo más. La joven turca no es ninguna recién llegada a Cádiz: lleva aquí cuatro años estudiando flamenco. Pero entre taconeo y taconeo empezó a hacer dulces para el café La Habana de la calle Rosario y para el albergue Casa Caracol del barrio de Santa María. Así que, cuando surgió la oportunidad de tener su propio puesto en el mercado, se lanzó a hacerlo.

Llama la atención que la oferta sea de comida griega en lugar de turca, pero en realidad esta es la comida que se toma en su lugar de origen, Datça, al sur de Esmirna.

La Turquesa se une a un rincón gastronómico en el que no falta la comida internacional: se pueden saborear platos marroquíes, argentinos o japoneses, por ejemplo (más información sobre el Rincón Gastronómico aquí)

Suscríbete al boletín de Cosas de Comé aquí para recibir en tu email noticias como esta.