Nonetto, Lata-Barra y El Bodegón de Miguel se hacen con los premios de la primera ruta gastronómica de bocadillos La Isla Metía en Pan, que arranca el día 29. Y además, otro vídeo con todos los bocadillos de la ruta.

 

El cartel de la ruta gastronómica La Isla Metía en Pan representa a un pelón (un quinto) uniformado pegado a una vitrina, observando con mucha ansia un bocadillo suculento, como diciendo: si no fuera por el cristal, no dejaba de ti ni las migas. En el Centro de Congresos de San Fernando no hay vitrina. Los bocadillos catados por el jurado de la ruta La Isla Metía en Pan quedaban convertidos en indefensas tentaciones empanadas sobre una mesa larga de mantel blanco. Fue también un uniformado -el vigilante de seguridad- el que abrió la veda y, entre disimulos y risas, se hizo con un pedazo de bocadillo. Después, todos los que estaban por allí sucumbieron mientras que el jurado terminaba su trabajo: elegir los mejores entre nada menos que 24 bocadillos gourmet.

José Alberto Muñoz de Lata-Barra, cayendo en la tentación.

José Alberto Muñoz de Lata-Barra, cayendo en la tentación… con su propio bocadillo.

Esta nueva ruta de Asihtur viene a homenajear a los que hacían la mili -el Servicio Militar Obligatorio- en San Fernando. Entre ellos se hicieron muy populares los bocadillos, con los que podían saciar el hambre con poco dinero, por lo que estos proliferaron por la ciudad. De aquella época queda invicto el veterano bocadillo ‘pollazo’ de Sancho Panza y poco más; el enorme bocadillo de pollo empanado (entre otras cosas) se dejó ver en todo su esplendor en el Palacio de Congresos, porque es de los participantes en la ruta.

Los responsables de Litos y de Pata Negra contemplan el contraste de el pollazo (izquierda) de Sancho Panza y Minisabores del Mar de Tapería Los Arcos.

Los responsables de Litos y de Pata Negra contemplan el contraste de el pollazo (izquierda) de Sancho Panza y Minisabores del Mar de Tapería Los Arcos.

Pero la cosa no iba tanto de piezas de gigantismo, sino de ingredientes selectos. Carnes realizadas a baja temperatura, panes escogidos, salsas, ingredientes autóctonos… Había bocadillos negros y naranjas, con acompañamientos de patatas fritas algunos, y otros de flores y fresas. Los hosteleros isleños le echaron imaginación al pan para participar en la ruta. De hecho, la creatividad llegó también a los nombres, con referencias locales (el Moby Dick, por ejemplo, nombre de una discoteca frecuentada por los pelones) o el Donald Trump de Müllenbar, por la selección de ingredientes americanos americanos que lleva.

Müllen Bar dedicó su bocadillo a Donald Trump por la presencia de ingredientes americanos.

Müllenbar dedicó su bocadillo a Donald Trump por la presencia de ingredientes americanos.

En esta ruta, los nombres de los ganadores se conocen desde la esta presentación, que se celebra días antes de la fecha fijada para el inicio. Carlos Martínez de A Plomo (Cádiz), Diego Marengo de Viavai de Chiclana y Rubén González de Il Bacio de Chiclana formaron el jurado encargado de decidirlos. En primer lugar, hubo una mención especial para el Sancho Panza por sus décadas haciendo bocadillos; para el establecimiento habrá un detalle cuando se haga la entrega oficial de los premios. Después, Lolo Picardo de la Venta Vargas y presidente de Asihtur dio a conocer el nombre los ganadores. El primer premio ha recaído en Nonetto y su Moby Dick, el segundo en Lata-barra y su Nuestro Bah Mi Gaditano, y el tercero en El Bodegón de Miguel, que participa en la ruta con un bocadillo de calamares con tártara de ajo negro.

El Moby Dick, ganador de la primera edición de la ruta, llamado así en memoria de una discoteca isleña.

El Moby Dick, ganador de la primera edición de la ruta, llamado así en memoria de una discoteca isleña.

El Moby Dick se llama así en memoria de una discoteca frecuentada por los quintos isleños. El pan es de masa madre y fermentación lenta, con aceitunas negras, orégano y aceite de oliva virgen extra. Dentro hay una hermosa tortilla que esconde en su interior un guiso de carne con frijoles rojos, tomate natural, cebolla roja, ajo, pimientos verdes y rojos, guindilla, queso mozzarella… el alioli lleva aguacate y el bocadillo -que es una versión del clásico de tortilla y alioli– se completa con unas tiritas de puerro fritas y lechuga.

El bocadillo de Lata-Barra es la adaptación de uno vietnamita.

El bocadillo de Lata-Barra es la adaptación de uno vietnamita.

El de Lata-Barra es una versión de un bocadillo clásico de cocina vietnamita callejera, adaptado con un pan de zapata, paté de jamón ibérico, solomillo de jabalí con mermelada de chili dulce y lima, verduritas wok y una mayonesa de tamarindos. Lata-Barra consigue el segundo premio en esta primera ruta isleña tras conseguir alzarse con la victoria el pasado año en una competición nacional de bocadillos (más datos aquí).

El ganador de tercer premio es un bocadillo de calamares con tártara de ajo negro, que se presenta en un pan negro cubierto de cereales.

La ruta La Isla metía en pan se alargará del 29 de marzo al 7 de abril (más datos aquí). Los bocadillos se servirán al precio único de 5 euros. Hay un tapaporte: quienes prueben 9 bocadillos diferentes entrarán en el sorteo de una noche de hotel en Ronda.

En este vídeo puedes todos los bocadillos participantes:

Los ganadores de la Ruta de Olvera

Por otra parte, La Ruta del Cuchareo de Olvera ya tiene ganadores. El Mejor Plato de la ruta ha sido la Cazuela de patatas a la carbonara ofrecido por Bar El Parque con el 46,66% de los votos recibidos. El segundo mejor plato ha sido el de Callos con garbanzos del Cervecería Los Arbolitos y los terceros mejores platos con empate en votos han sido la Sopa de Tomates del Bar Rincón Andaluz y los Callos con garbanzos de la Taberna Juanito Gómez.

Por último, en el acto se han sorteado los tres premios de 75 euros cada uno entre los clientes, que han recaído en Rocío Bueno Fernández, Carlos Moreno Pérez y Mª Carmen Lubián Guerrero.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome