José Manuel Gómez y Nuria Aguilar repiten en Puerto Real la misma fórmula de Gastrobar que les ha dado muchas alegrías en Cádiz. El establecimiento mantendrá su cocina abierta desde las doce del mediodía hasta las doce la noche

 

Abrieron el pasado 15 de octubre en la zona de Marina de la Bahía, una urbanización de Puerto Real. El sitio es conocido por los que son “de comé” ya que albergó a la Curiosidad de Mauro Barreiro antes de que el cocinero decidiera trasladarse a Cádiz.

El sitio resulta luminoso. Terraza a dos bandas, cubierta. Una con mesas para comer y otra con sillones y mesas bajas para “la sobremesa”, para la copa de después, o de antes, porque una de las características de La Segunda del Lulu es que su cocina está abierta desde las doce del mediodía y hasta el cierre del establecimiento, a las doce de la noche. Por si fuera poco también sirven desayunos, no sólo en la terraza, sino en el salón interior. Este también a dos bandas, una con mesas tradicionales, bajas, para los que quieran comer más a lo clásico y otra con mesas altas, rodeadas de cristales. Desde todos los sitios se ve la cocina, situada a la vista del público y tan sólo separada de los comensales por unos cristales.

Vista interior de La Segunda del Lulu. Foto: Cosasdecome

Vista interior de La Segunda del Lulu. Foto: Cosasdecome

Todo está muy limpio, “abrillantao” que diría una madre y se cuida hasta el último detalle. Cocineros y camareros, 21 personas trabajan en el nuevo local, uniformados con delantales negros, las mesas con detalles florales, aunque sean de plástico y hasta un techo también lleno como de cesped. El local resulta agradable al igual que los platos que se pasean por las mesas, todos muy cuidados desde el punto de vista estético.

A José Manuel Gómez de la Vega, más conocido como “El Lulu” su nombre carnavalesco, y a Nuria Aguilar Rodríguez, les gusta recorrerse la provincia y otras zonas de España, buscando platos ricos. No cabe duda de que en su carta se ven muchas influencias. Es uno de los pocos “gastrobares” de la provincia que se mantienen en alza. Incluso han mantenido el término en su segunda apertura, la que acaban de hacer en Puerto Real: La Segunda del Lulu, un local casi clónico del primero que abrieron en la avenida de Cádiz en el año 2014, clónico hasta en el pasado glorioso, porque aquel local también acogió al telescopio, un bar que se hizo famoso en Cádiz por sus lujuriosos “shangüis” de pollo.

Vista exterior de La Segunda del Lulu. Foto: Cosasdecome.

Vista exterior de La Segunda del Lulu. Foto: Cosasdecome.

El Lulu explica que el éxito de su fórmula, el sitio de Cádiz suele llenarse a menudo y el nuevo de Puerto Real también registra una buena entrada desde su apertura, está “en cuidarlo todo, desde la atención al público hasta la presentación de las tapas. Hacemos una cocina tradicional, no nos metemos en excentricidades, pero lo presentamos todo muy cuidado. Hacemos unas albóndigas en salsa, que se cuecen en ella para que tengan sabor, pero luego las sacamos y las servimos con un puré de patatas y en un plato largo, como dándoles más glamour”.

Es un local familiar. José Manuel reconoce “que vienen muchas familias y, en muchas ocasiones porque el bar le gusta mucho a los niños y a los adolescentes”. Su extensa carta, 89 platitos más que tapas (con dos más postre se come perfectamente) abarcan todos los gustos, desde varias clases de ensaladillas, pasando por las croquetas hasta la carrillada en salsa, más alguna hamburguesa o alguna tosta.

Platos entre 3 y 4 euros

Los platos están, la mayoría, entre los 3 y los 4 euros. Los platos más caros de la casa son unos calamares, de los de tamaño generoso, rellenos con sus taquitos de jamón y huevo duro y un rabo de toro, dos especialidades de Nuria Aguilar. Ambos destacan que “de la cocina nos ocupamos personalmente. Los guisos los elaboramos nosotros. Nos gusta darle nuestro punto”.

El rabo de toro de La Segunda del Lulu. Foto: Cosasdecome

El rabo de toro de La Segunda del Lulu. Lo acompañan con papas fritas naturales. Foto: Cosasdecome

El sitio comienza a trabajar desde temprano. Desayunos con panes de varios tipos y “los combos” que José Manuel considera que son la estrella de la mañana y que combinan zumo bocadillo y café, con propuestas que van desde el “changüi” mixto al bocadillo de tortilla con queso y jamón serrano, pasando también por la bollería que traen de la pastelería La Trufa de Puerto Real.

En la carta no hay ni tapas ni raciones, sino unos platos que se acercan más a la media ración. Cada uno va presentado en un plato diferente y todos, hasta unas sencillas croquetas del puchero, llevan algún toque decorativo. No faltan ni frituras, ni tostas, ni ensaladas, ni una curiosa sección de hojaldres salados, una de las especialidades de la casa. En esa línea de gustar a todos, hay también “plancha” con varios tipos de filetes acompañados siempre con salsas. El pasado “carnicero” del Lulu se deja ver en la propuesta culinaria. El hostelero se inició precisamente en Puerto Real con una carnicería del Río San Pedro. En su local hay más carne que pescao. Destaca también una sección de revueltos c0n uno de rabo de toro, crema de almendras y manzanas que comparte sección con otro de patatas y tres quesos, un plato muy al gusto adolescente.

No faltan ni los guisos. Además de los calamares rellenos o el rabo de toro, hay albóndigas o carrillada. Los postres, son también elaborados por ellos mismos con propuestas como una tarta de galletas o un arroz con leche, todos a menos de 4 euros.

Horarios, localización, teléfono y más datos de La Tapería del Lulu, aquí.